Carta de despedida de Julen Lopetegi

Julen Lopetegi dejó de ser entrenador del Porto hace unos días tras la decisión de rescindirle el contrato. Sucede muchas veces que las salidas de los técnicos de los clubes se hace a trompicones y de mala manera. No es el caso. Parece interesante, detenerse con pausa en la lectura de la carta de despedida del entrenador de Asteasu a quienes en los dos últimos años han sido santo y seña de su trabajo como técnico. Bajo el título de «Siempre portista» dice así:

«Para empezar, gracias al FC Porto, y en especial a su presidente, por darme la oportunidad a mí y a todo mi equipo de trabajo de vivir una experiencia maravillJULEN LOPETEGI STWIosa y exigente. Ha sido año y medio de intenso trabajo a todos niveles que nos ha aportado mucho como personas y como profesionales. Aún estábamos a tiempo y con posibilidad de lograr los objetivos por los que tanto hemos luchado; confiábamos absolutamente en ello, estábamos convencidos de poder lograrlo y nos apena vernos apartados a mitad de camino. En cualquier caso, me voy con la idea de que los buenos momentos han sido mucho más numerosos que los malos, hay noches en Dragao inolvidables, y con la conciencia tranquila tras dejarnos el alma por una entidad con una historia tan brillante.

Considero que hemos puesto nuestro granito de arena para que la sociedad creciera, fuera rentable y garantizara su futuro. Para un entrenador, no es sencillo aceptar que muchos de los jugadores más utilizados salgan a final de curso, pero eso significa que han rendido a gran nivel y, por encima de egoísmos, siempre estuvo la idea de buscar lo mejor para la gestión del FC Porto. Este año recibimos muchos jugadores nuevos, varios de ellos jóvenes que están creciendo y adquiriendo el nivel competitivo que el club requiere.

Es por ello que quiero agradecer a todos los futbolistas que he tenido estas dos campañas y destacar su ejemplar actitud, la disposición y el comportamiento que han tenido conmigo y el resto de cuerpo técnico. Deseo que culminen con éxito lo que todos unidos habíamos comenzado. He sentido el respaldo de los jugadores siempre y también de los empleados; en todas las circunstancias, y quiero reconocer desde aquí su esfuerzo y compromiso diario. Me voy pudiendo mirar a la cara a todos y cada uno de ellos. Agradezco su entrega y colaboración, dando lo mejor de ellos mismos siempre. Defender el escudo del FC Porto y su sentimiento lo merece.

Quiero dar las gracias también a la ciudad y a su gente por su forma de ser. En Porto mi familia y yo nos hemos sentido como en casa. En unas pocas líneas no cabe todo lo que siento por este lugar maravilloso y los recuerdos que me llevo en este tiempo.

Por último, deseo toda la suerte del mundo a este equipo, que alcance los objetivos deseados, porque sus triunfos siempre serán los de un club, los de un estadio y una afición que me ha marcado para siempre en el corazón».

Un abrazo y Somos Porto!

You may also like

0 comments

Leave a Reply