El horizonte infinito

Un día encontré esta foto de Aritz Bagüés en su cuenta de facebook. Me gustó y la guardé para cuando considerara que merecía la pena compartirla. Ha llegado el momento. La escapada en la segunda etapa de la Volta a la Comunidad Valencia contó con él como protagonismo. Muchos kilómetros de fuga con quienes compartió la eterna esperanza de llegar a la meta y ganar la etapa. El pelotón como casi siempre ni fue generoso ni les concedió siquiera el beneficio de la duda.

La temporada es muy larga y se mueve por mil escenarios y paisajes. Por encima de los contratos y recursos, conviven la ilusión y la esperanza en que un día las cosas serán maravillosas. Ese el verdadero motor que genera la vida de un equipo ciclista como el Euskadi Basque Country Murias, un nombre muy largo para un proyecto que palpita.

Bagüés es uno de los líderes en el asfalto junto a los compañeros más expertos de un equipo mezcla de veteranía y juventud. Lo intentó y lo intentará porque lo lleva en los genes. El horizonte infinito hasta donde la mirada alcanza no frena ni las aspiraciones ni los sueños.

You may also like

0 comments

Leave a Reply