El hospital txuriurdin no aligera carga

La plantilla de la Real Sociedad sufre una plaga de lesiones de todo tipo, cuya recuperación en algunos casos parece el cuento de nunca acabar. Los servicios médicos de la entidad han hecho público un documento en el que se comenta la situación de la preocupante lista de nueve bajas y que nos ayudará a entender mejor las dificultades con las que se encuentra el técnico a la hora de confeccionar convocatoria y alineación. Este es el texto:

Imanol Agirretxe: traumatismo en el tercio distal de la pierna izquierda que provoca un esguince grado II (rotura parcial de dos ligamentos del tobillo). El tobillo es estable y ha recuperado fuerza y movilidad. Persiste una limitación funcional para la carrera en campo por lo que solo realiza entrenamiento personalizado en gimnasio y piscina, evitando impacto sobre la articulación.

– Yuri Berchiche: lesión muscular región anterior muslo izquierdo. Entrenamiento con el grupo con posibles variaciones para favorecer su adaptación.

– Sergio Canales: plastia ligamento cruzado anterior rodilla izquierda. Rehabilitación orientada a ganar movilidad articular y fuerza muscular.

Alberto De la Bella: lesión muscular pierna derecha. Entrenamiento con el grupo con posibles variaciones para favorecer su adaptación.

– Aritz Elustondo: contusión pélvica con afectación de la estructura y función de la musculatura glútea izquierda. Ha disminuido la inflamación y el sangrado. Realiza entrenamiento personalizado en gimnasio y piscina.

– Esteban Granero: lesión muscular región anterior del muslo derecho. Entrenamiento con el grupo con posibles variaciones para favorecer su adaptación.

– Carlos Martínez: lesión muscular masa aproximadora (aductora) muslo izquierdo. Entrenamiento personalizado en gimnasio y en campo.

– David Zurutuza: lesión muscular severa (grado III) de la masa aproximadora del muslo derecho que ha recidivado durante el proceso de recuperación. Realiza parte del entrenamiento con el grupo para favorecer su adaptación.

– Raúl Navas: pubalgia tratada quirúrgicamente con una evolución adversa. En los últimos 2 meses ha iniciado un entrenamiento específico personalizado en gimnasio y campo que ha mejorado la sintomatología y la función. En breve iniciará parte del trabajo colectivo.

La reincorporación de estos jugadores al trabajo colectivo completo dependerá de su evolución».

También te puede interesar

0 comentarios