Gaviria y Lutsenko brillan en un día de transición

A la espera de la grandes batallas (mañana etapa reina en la París-Niza), nos hemos tenido que confirmar con los destellos de Fernando Gaviria y Alexey Lutsenko en las etapas de Tirreno-Adriático y París-Niza. En la carrera del sol han subido parcialmente el Mont-Ventoux, pero la línea de meta se encontraba a 29 kilómetros del último puerto puntuable del día. Demasiado tomate para los de la general, aunque Alberto Contador lo ha probado en el penúltimo puerto de la jornada.

Finalmente, ha sido Alexey Lutsenko quien ha encontrado premio a la valentía. El kazajo del Astana se ha marchado del pelotón en la última dificultad del día, y tras dejar atrás al único superviviente de la fuga de la jornada, Duchesne, ha continuado su imparable cabalgada hasta la línea de meta. Con sólo 23 años, ya se impuso con parecido guión en el pasado Tour de Suiza. Haciendo gala de una potencia tremenda, ha ganado el pulso a un pelotón al que ha dado tiempo Kristoff. En la general, Matthews sigue como líder a la espera de la jornada de mañana.

La jornada reina de la ronda francesa arrancará en Niza y concluirá en La Madone d’Utelle, de primera categoría, tras superar previamente otros seis puertos de montaña. La línea de meta está situada a 1165 metros y el puerto, de 15km, tiene una pendiente media del 5,7%, con el kilometro final al 11%. Sin duda, será juez de la presenta edición de la carrera.

La bala colombiana

La jornada en la Tirreno-Adriático estaba diseñada para que terminara en llegada masiva, cumpliéndose el guión a rajatabla. Con un ramillete de sprinters de calidad, la «volatta» se presumía peleadísima, pero el pistard colombiano Fernando Gaviria ha aplastado a sus oponentes con una facilidad pasmosa. Su cambio de ritmo ha sido brutal. Caleb Ewan ha sido segundo, con Ellia Viviani completando las posiciones de honor, muy lejos de los dos primeros. En la general, Zdenek Stybar se mantiene como líder.

Mañana el pelotón afrontará una jornada de media montaña de 222km. En los últimos 60km superarán tres cotas puntuables, la última a 15km de meta. No parece dureza suficiente como para que haya cambios en la general, pero los hombres más rápidos podrían sufrir.

También te puede interesar

0 comentarios