Pinkberry sopla las 100 velas del hipódromo

13533231_672924302859758_8236982780615225958_n

El hipódromo de Donostia celebró ayer su 100 cumpleaños con una estupenda jornada de carreras. Primera reunión dominical en la que se recuperó el espíritu y el aroma clásico que ha desprendido siempre la temporada de verano, con el público llenando todos los rincones del vetusto recinto hípico.

El ambiente fue el de los días grandes, con mucho público y personalidades de diversa índole. No faltaron a la cita Eneko Goia y Ernesto Gasco, en representación del Ayuntamiento de San Sebastián. En el día en el que se conmemoraba el siglo de vida de nuestro hipódromo, los dirigentes del resto de hipódromos españoles acudieron también al homenaje.

Entre las figuras más destacada que acudieron ayer a las carreras, también cabe destacar a Loius Romanet, presidente de la Federación Internacional de Autoridades Hípicas, y a Jerome Carrus, máximo accionista de Hipodromoa. Tras un acto de hermanamiento, también se dejaron ver representantes del hipódromo polaco de Wroclaw, la otra capital europea de la cultura en este 2016.

Entre tanto famoseo, los caballos estuvieron a la altura para brindar un gran espectáculo a la afición. La prueba principal del día reunía a siete potros debutantes que dejaron una llegada electrizante y de calidad. De nuevo fueron los dos años de Ana Imaz los más espabilados, en este caso dos yeguas, Pinkberry y Shamaina,  que protagonizaron una recta final vibrante, alternándose en la primera posición. Finalmente fueron Jose Luís Martínez y Pinkberry los que se llevaron el gato al agua por una corta cabeza.

Fue una tarde de favoritos, pero éstos tuvieron que pelear todas las llegadas. El único que ganó con cierta solvencia fue Meron, que acompañado a los brazos por Janacek, demostró que su techo todavía está por descubrir. Lo mismo podría decirse de Gran Torino, que sumó su segundo triunfo estival gracias a una meritoria remontada sobre Acamante.

En la primera manga del desdoblado del hándicap Teobaldo y Jose Luís Borrego reeditaron éxitos del pasado, aunque no lo tuvieron fácil ante una Maiar que se tiró a ganar a 100 de meta. El veterano caballo de Daniel López sin embargo, demostró sus ganas de ganar volviendo cuando ya parecía batido. En la de cierre se produjo la única sorpresa del día. Samsara encontró premio a su regularidad gracias a una inspirada monta de Martínez, que firmaba así un doblete.

También te puede interesar

0 comentarios