¿Reconocimiento médico a deportistas que compiten?

Archivo 26-7-16 12 17 38

En el otro extremo, el Colegio Americano de Medicina del Deporte(ACSM) modificó en noviembre de 2015 su anterior postura, más restrictiva, y considera que, para cualquier persona medianamente entrenada (al menos 3 veces por semana y un mínimo de 30 minutos por día en los últimos 3 meses), es suficiente con responder negativamente a un cuestionario de signos y síntomas para poder hacer ejercicio intenso o de competición, siempre que no se tenga una enfermedad cardiovascular, renal o diabetes.

Como ejemplo práctico, según lo anterior y atendiendo a lasrecomendaciones de la AHA, ACC y ESC, todos los corredores de la Behobia-SS deberían pasar un reconocimiento médico. Por el contrario, adoptando la postura del ACSM, sólo tendrían que hacerlo unos pocos (los que contestaran afirmativamente a alguna de las preguntas del cuestionario y los que sufren una enfermedad cardiovascular, renal o diabetes). Cabe destacar también (y en esto están de acuerdo todas las asociaciones) que ninguna de las organizaciones citadas recomienda la realización sistemática de prueba de esfuerzo (y/o ecocardiograma) y ,asimismo, que todas las sociedades están de acuerdo en señalar que si la persona quiere hacer ejercicio de intensidad moderada (es decir, sin competición, sin exceder del 85% de la frecuencia cardíaca máxima, ni un ritmo tal que le pueda agotar en una hora, y comenzando un programa de entrenamiento de modo progresivo), no es necesario pasar un reconocimiento médico, bastaría con pasar el cuestionario de signos y síntomas. Sólo en el caso de que haya respondido positivamente a alguna pregunta del cuestionario, se le recomienda pasar un reconocimiento médico.

PAÍSES

Actualmente hay 3 países en el mundo que realizan reconocimiento médico generalizado en jóvenes previo al deporte de competición (Estados Unidos -aunque no en todos los estados-, Italia e Israel), mientras que países como Dinamarca, Holanda y Reino Unido, han cambiado sus posturas, ya que no lo consideran necesario y no lo recomiendan por su dudosa efectividad a la hora de evitar muertes y por ser fuente de un porcentaje notable de falsos positivos; es decir, personas sanas ‘etiquetadas’ de enfermas, lo cual genera pruebas y tratamientos innecesarios -con efectos adversos como la ansiedad y sufrimiento psicológico- y puede llevar a que personas sanas no comiencen o dejen de hacer ejercicio, con el consiguiente perjuicio para su salud.

CARRERAS POPULARES

Un reciente artículo publicado en diciembre de 2015 en la revista European Heart Journal comentó un estudio realizado con 512.000 corredores de la zona de París (maratón, medio maratón y París-Versalles) entre los años 2006 y 2012, encontrando que “la incidencia de eventos potencialmente mortales no es más baja que en lugares donde el certificado médico no es obligatorio” (en Francia es obligatorio presentar un certificado médico al hacer la inscripción para este tipo de pruebas). En el mismo sentido, los seis maratones majors no exigen un reconocimiento médico previo.

PARA FINALIZAR

Conviene recordar que el principal factor de riesgo cardiovascular es el sedentarismo (y la baja condición física que conlleva), un problema de salud pública que causa tantas muertes como el tabaco, y que el mejor tratamiento para disminuir los factores de riesgo es la práctica de ejercicio físico. Según esto, como señala el ACSM, no sería adecuado poner trabas innecesarias a dicha práctica (y el reconocimiento médico obligatorio podría serlo). En el caso de los jóvenes, la incidencia de muerte súbita durante el ejercicio es mucho menor que la debida a otras causas (accidentes de circulación, suicidios, drogas o cáncer), algo a tener también en cuenta (lo hacen en Dinamarca) a la hora de destinar fondos públicos para prevenir eficazmente su mortalidad.

18/07/2016 – Comité Médico Asesor Behobia-San Sebastián

También te puede interesar

0 comentarios