Dalian Atkinson

ATKINSON

Las agencias de información rebotaron la noticia que protagonizaba el exjugador de la Real Sociedad Dalian Atkinson. El exjugador del Aston Villa y la Real Sociedad falleció en Telford (Inglaterra) a consecuencia de un disparo de la policía británica con una pistola eléctrica Táser.

Perdió la vida tras haber sido alcanzado por una descarga eléctrica que motivó un paro cardíaco mientras era trasladado al hospital.  Hasta aquí la parte trágica del asunto, que nos lleva a 1990 y a los recuerdos de su paso por el viejo Atotxa. Una temporada para demostrar sus capacidades como futbolista, veloz, fuerte y poderoso, pero también anárquico.

Vivía el fútbol a su manera, diferente a la mayoría. Aparecía en los grandes momentos, Real Madrid, Barcelona y Valencia, y se perdía ante rivales más asequibles. Esa irregularidad le privó de mayores conquistas, lo mismo que la disciplina. Le costaba mucho someterse al reglamento de régimen interno.

Era simpático, querido, divertido y diferente. El público le quiso quizás por eso y le apodó “Txipirón”, por su color y por los largos tentáculos de sus piernas, veloces como un gamo. Formó parte del trío de futbolistas ingleses contratados por la Real, junto a Aldridge y Richardson. La historia txuriurdin le recuerda con cariño. Goian bego.

 

También te puede interesar

0 comentarios