Again Charlie se ha hecho mayor

Cvd6wHCWYAAe7YY

(Foto: La Biblia Burrera)

Again Charlie se ha hecho mayor a lo grande. Nemqueteba y Flanders Flame le robaron los titulares en primavera y en verano, pero este otoño se ha ganado todas las portadas. El potro de Christian Delcher ya había avisado ganando un muy Gran Premio de San Sebastián, pero hoy se ha convertido en toda una realidad tras imponerse en el Memorial Duque de Toledo. El barro pudo ayudarle, es cierto, pero no lo es menos que las exhibiciones de este calibre están al alcance de muy pocos. Gregory Benoist debió quedar alucinado con lo que llevaba debajo. Un fórmula 1 al que apenas tuvo que exigir para ganar por cuanto quiso.

Desde el golpe de cajones se pudo apreciar que el ejemplar de la cuadra Bloke estaba como pez en el agua en la piscina de La Zarzuela. Checo se encargó de seleccionar la carrera, haciendo sentir la exigencia del terreno a la mayoría de sus adversarios sin que hubieran desembocado en la recta final. Sólo Again Charlie pudo llegar en mano al momento de la verdad. Cedían los punteros y, casi sin querer, Benoist se veía delante. Fue acompañar ligeramente el galope de su caballo para que éste despegará burlando la ventosa que había en el verde. Madrileño, al que Janacek tuvo que volver a acompañar durante el recorrido, no faltó en el momento decisivo, pero ayer recibió un duro revés. Le han salido respondones los clásicos. Desert Point completaba el podio.

También merece una especial mención Ramón Avial, el otro gran protagonista del Día de los Campeones. Sus míticos colores de la cuadra Rober volvieron a reinar en el Ruban con Totxo, como un año antes. Fue una victoria diferente, que emocionó a unos aficionados que nunca olvidarán a este formidable caballo. Un campeón incombustible, versátil y honrado, capaz de conquistar el más frío de los corazones. 8 años, 420.000 euros facturados y mil ilusiones repartidas le convierten en leyenda. La jornada ya había empezado bien para su patio con la guapa Fuenteesteis, que llevaba todo el verano pegándose con buenos potros en Francia. En el Carlos Sobrino le condenó el seguir a Shamahina, pero sin trampas en el recorrido, demostró que no es peor que un buen macho como Charlot the Kid.

También te puede interesar

0 comentarios