Ricardo Uriz rescata al GBC y le da la victoria en Lleida (71-73)

2016-10-14_ FCB B basquet vs GUIPUSCOA

Que Ricardo Uriz es el mejor base de la categoría no se le escapa a nadie y el navarro lo está demostrando con creces. Con sus apariciones sobre todo en los momentos calientes de los partidos se explican varias de las victorias que ha logrado el GBC hasta la fecha. La de ayer fue un claro ejemplo de esto.

Gipuzkoa Basket parecía tener el duelo en su mano cuando ganaba por doce puntos en el minuto 26 y jugaba mucho mejor que el colíder Lleida. Hasta ese momento el primer tiempo de Sergi Pino, con 14 puntos, y las asistencias y canastas de Slezas y el propio Uriz marcaban de forma clara el desarrollo de un encuentro igualado pero con cierta iniciativa en el marcador de los visitantes. Al descanso el 32-34 no reflejaba los méritos de un GBC que fue mejor que su oponente en esos 20 primeros minutos.

No obstante, el arranque del tercer cuarto fue todo un aviso del GBC de que había llegado a Lleida para llevarse el partido. Algunas acciones de Carlson, ayer un tanto desdibujado, y la capacidad de repartir pases de Slezas, aprovechada por Uriz y Pardina, significaron un despegue importante (37-45). Pero en la LEB Oro no valen confianzas, ni bajadas de tensión. Cuando esto ocurre el rival te penaliza. Y algo de esto llegó.

De repente el GBC se apagó. Sus jugadores no anotaron ni un solo punto en los cinco primeros minutos del último cuarto y el Lleida, que lo veía perdido un poco antes, se vino arriba. Entre Gerard Sevillano, su mejor jugador, el escolta estadounidense Nevels, y algunas acciones ofensivas del ala-pívot brasileño Demetrio, logró un parcial de 17-0. Del 39-51 (min. 26) se pasó en apenas nueve minutos a un muy peligroso 66-57 (min.35). Fueron unos momentos de impotencia total del conjunto guipuzcoano, sin la intensidad defensiva habitual y sin nada de acierto en ataque. Tiros mal seleccionados, canastas falladas bajo canasta y pérdidas que llegaban por la precipitación y las ganas de recortar con más corazón que cabeza.

Fisac pidió un tiempo muerto clave y devolvió a la cancha a su quinteto titular, ayer los componentes de la segunda unidad, salvo Lander Lasa y Ndoye antes del descanso, no tuvieron su día. Fue un partido para los jugadores con galones en el equipo y sobre todo para expertos que se las saben todas.

Un final increíble

Entró en calor Pardina, amenazado por las cuatro faltas con las que tuvo que jugar los últimos minutos, Pino mantuvo su amenaza para acabar como mejor anotador del GBC con 18 puntos y Uriz se encargó del resto. Con 69-62 y tres minutos para el final Pardina anotó un triple, después una canasta de dos puntos tras asistencia de Uriz, luego Carlson pondría el 69-66 y al rival de los nervios. Todavía Pardina sumaría otros dos puntos más para el 69-68 y con el Lleida muerto de miedo porque veía que su gran remontada se iba a quedar en nada apareció la muñeca de Uriz para el triple del 69-71. No se rendiría el conjunto catalán con una canasta que parecía llevar el choque a la prórroga. Pero entonces surgió el líder de este equipo, el jugador con mayor pedigree y se inventó una canasta de ‘crack’ a falta de tres décimas. Ricardo Uriz exhibió galones, experiencia y calidad, y el GBC se apuntó su séptima victoria en la cancha del Inexpugnable Lleida. Esto va muy en serio.

FICHA TÉCNICA

Lleida: Nevels (8), Rubin (5), Sutina (7), Mbaye (4), Demetrio (11) –cinco inicial- Hermet, Feliú (5), Alzamora (2), Martí (2), Sevillano (2), Sans (5).

GBC: Uriz (13), Pino (18), Pardina (12), Slezas (6), Carlson (11) –cinco inicial- Oroz, Lasa (6), Ndoye (7), Simeonov, Skouen.

Árbitros: Torres y López Lecuona.

Parciales: 15-16, 32-34 (descanso); 49-57 y 71-73 (final)

También te puede interesar

0 comentarios