Bidasoa se queda sin premio a orillas del Pisuerga

KAULDI VALLADOLID

Bidasoa viajaba a Valladolid a disputar un partido complicado, porque el conjunto pucelano se hace fuerte en casa, como la mayor parte de los equipos de Asobal. Esta vez no iba a ser la excepción y cuando pudo serlo (20-19), el arbitraje dio color a la victoria local con las exclusiones seguidas de Kauldi y Borragán, injustas, exageradas y con aire de viejos recuerdos.

Los irundarras se quejan del arbitraje de los hermanos Escudero, quienes ya en el encuentro de Guadalajara, cuando las cosas estaban muy igualadas, decidieron otras dos exclusiones en un minuto que los alcarreños no desaprovecharon. A orillas del Pisuerga, las cosas fueron parecidas. Cuando el Bidasoa reaccionó y entró de nuevo en la pelea, entre todos le devolvieron al punto de partida (26-21).

La primera parte fue de color vallisoletano. la buena dirección de Diego Camino, el habitual acierto del veterano Fernando Hernández, el poderío del pivote Serdio y el buen juego coral fueron mejores que la oposición de los guipuzcoanos que llegaron al descanso perdiendo por cuatro tantos. Para entonces, el técnico Cuétara debió salir a cancha, dos veces, para tratar de reconducir a su equipo que no encontraba el buen camino para mantenerse en la pelea.

Eso sucedió en la segunda mitad. Paso a paso, Bidasoa fue recortando diferencias y llevando a la grada un cierto aire de incertidumbre, sobre todo cuando el marcador señaló el referido 20-19 que ofrecía todas las alternativas. Los cuatro tantos seguidos de Borragán, Azkue, Kauldi y Nonó llevaba el partido del 18-15) al 20-19. Fue cuando se produjeron las dos exclusiones comentadas y el fin de las opciones visitantes, ya que Recoletas Valladolid se fue como un cohete a por la victoria con un parcial de 8-3 (28-22).

Ni el cambio de sistema defensivo (5-1), con Kauldi avanzado, ni la presencia de Lancina y Azkue juntos en la primera línea propiciaron la reacción final. Entre otras cosas, porque el meta Javi Díaz acertó en varias acciones. Sólo quedaba esperar el trámite final, felicitar al rival, valorar los aspectos positivos y prepararse para un encuentro vital este sábado ante el colista Cangas.

FICHA TÉCNICA
Recoletas Atlético Valladolid 30: Díaz (11 paradas), Camino (4), Hernández (6), Río (2), Serdio (5), Viscovich (1), Rodríguez (5) -siete inicial-, Pérez (p.s.), López (4), Turrado, De la Rubia, Pérez, Serrano, Lorasque (2), Miguel Camino (1) y Dujhsevaev

Bidasoa-Irun 26: Zubiria (15 paradas), Crowley (2 goles), Beltza, Nonó (5), Odriozola (1), Muiña (1), Popovic -siete inicial-Dejanovic (ps), Cavero (1), Cristian Martínez (1), Aldaba, Borragán (4), Serrano (3), Basaric, Azkue (5) y Lancina (3).

Marcador cada 5 minutos:
1-1, 4-3, 8-4, 10-6, 12-9, 15-11 (descanso)
16-14, 19-17, 21-19, 25-21, 28-23 y 30-26 (final).

Incidencias: 14ª jornada Asobal. Polideportivo Huerta del Rey, con 2.287 espectadores en las gradas.

Árbitros: Hnos. Escudero Santiuste. Excluyeron por parte del Recoletas Atlético Valladolid a Turrado (2) y López y por Bidasoa-Irun a Cristian Martínez, Kauldi, Borragán y Azkue.

También te puede interesar

0 comentarios