Haimar Zubeldia…

haimar zyb

Los directores del equipo cuya camiseta defiende o las personas que deciden en el Trek…han hecho pública la lista de corredores que disputarán la próxima ediciòn del Tour de Francia. Entre los elegidos no está Haimar Zubeldia.

Nos enteramos a través de las redes sociales. El corredor de Usúrbil no escribió una sola palabra, simplemente alineó una hilera de corazones rotos. Partidos con hacha de incomprensión y disgusto. Iba a ser su décimo sexto Tour. una barbaridad de travesía, donde siempre lo dio todo.

No es Haimar un corredor al que le guste el foco mediático. Es más de silencios que de palabras. La procesión casi siempre la ha llevado por dentro, tanto en los momentos de euforia feliz como de decepción y desencanto.Se refugia en su mundo de personas cercanas, un mundo al que ahora se volverá a aferrar para entender que hay cosas y gentes que merecen mucho más la pena.

Durante un mes echará en falta a Markel Irizar, como Markel (que sí está entre los nueve que competirán en la ronda gala) sentirá la ausencia de su inseparable amigo y compañero. Seguro que Haimar se ha preparado como siempre sin escatimar un esfuerzo ni un aliento. No debe reprocharse nada y debe seguir creyendo en él, más allá de los años y el rendimiento.

Me da pena no verle en el pelotón de los franceses, en las exigentes cuestas, en el sufrimiento, en la generosidad de su pedalada, en la meta de París…Debe seguir creyendo en él. Se lo dije en uno de los centenares de mensajes que habrá recibido ante el “no” desgarrador. En ellos habrá comprobado el cariño de la gente. Eso es lo más grande, porque ni los sentimientos, ni los afectos, se pueden arrancar de lo más profundo de quienes los comparten. Sentirse querido no tiene precio y ha recibido en las últimas horas muchos más corazones enteros y llenos de vida que los que rompió con el teclado de su ordenador.

Haimar hace palpitar su corazón con el compromiso solidario hacia las personas que lo necesitan. Niños con cáncer, personas discapacitadas, Si le llaman, allí va.

No sé cuánto le quedará encima de una bicicleta con maillot y dorsal, pero muchas gracias por todo.

También te puede interesar

0 comentarios