Temperatura exterior, cero grados

alegria gol

La Real Sociedad llegó a Trondhein en un vuelo charter que salió con retraso de Loiu en donde soplaba de lo lindo el viento sur y los termómetros estaban disparados. Justo lo contrario en tierras noruegas en donde se recibió a la expedición realista con cero grados.

Se supone que a la hora del partido el “bajo cero” está garantizado. Toca correr más y abrigarse y, sobre todo, ponerse las pilas, porque el Rosenborg no va a ser en su campo el equipo facilón de la ida. Acaban de ganar la liga de su país, y en la Europa League se aferran a las pocas posibilidades clasificatorias que les quedan. Todas pasan por ganar a la Real. Los de Eusebio Sacristán saben de sobra que el triunfo les mete en la siguiente ronda y que el último partido en Anoeta ante el Zenit les puede situar como primeros de grupo si se supera a los rusos. El objetivo está claro.

No será un partido tan cómodo como el que ambos equipos disputaron hace unas semanas, entre otras cosas porque las circunstancias no son las mismas y seguro que la Real deberá aplicarse mucho y bien si quiere sacar adelante el match. Los excesos de confianza te pueden dejar helado. Nunca mejor dicho en el entorno en que se jugará el partido.

Zurutuza no se recupera a tiempo y Diego Llorente no forma parte de la expedición. Ello significa que, por lo menos, la alineación ofrecerá dos cambios. Aritz Elustondo e Igor Zubeldia pudieran sr titulares. Todo saldrá de una lista compuesta por 20 jugadores Rulli, Toño Ramírez, Zubiaurre, Odriozola, De la Bella, Kevin, Aritz Elustondo, Iñigo, Navas, Illarramendi, Zubeldia, Xabi Prieto, Pardo, Canales, Oyarzabal, Januzaj, Vela, Juanmi, Bautista y Willian José.

En la rueda de prensa previa al encuentro, el exrealista Kvarme ha servido de intérprete de las palabras de Eusebio y Oyarzabal. El entrenador ha dejado claro que “Queremos hacer las cosas bien como en la ida, tomar la iniciativa y minimizar sus virtudes.Nos motiva la ilusión y queremos sacar ventaja de nuestras virtudes. Quiero ganar mañana y conseguir los tres puntos, afrontamos el partido con esa mentalidad”.

Por su parte, Mikel Oyarzabal fue más preciso y apuntó que “En la ida hicimos muchas cosas bien y puede ser engañoso. El de mañana será diferente y complicado. Nos tenemos que centrar en hacer un buen partido, y si es así tendremos más posibilidades”. Reconoció además encontrarse en un buen momento de juego: “Estoy pasando por un buen momento, pero sigo aprendiendo y estoy feliz de disfrutar de esta experiencia.”

El partido se jugará en el Lerkendal Stadion este jueves (19.00) con arbitraje del polaco Daniel Stefanski.

También te puede interesar

0 comentarios