Suecia-España, el cetro europeo en sus manos

grupo

Las selecciones masculinas de balonmano que disputan el europeo Croacia 2018 cierran la competición con la lucha por las medallas. Servidas las semifinales entre los dos primeros de cada grupo en la “Main Round”, cualquier cosa puede pasar. Lo primero es confirmar que el actual campeón continental, Alemania, no defenderá su título. Cayó en el último partido ante la escuadra española. Los de Jordi Ribera protagonizaron un segundo tiempo formidable, defendiendo como nunca y atacando con calma y aprovechando los muchos errores teutones, quienes a medida que la distancia se alargaba y el tiempo avanzaba se perdieron en cábalas y dudas.Al final, victoria de los “hispanos” (27-31) con imponente encuentro de Edu Gurbindo (en la foto) y Julen Aginagalde (4 goles cada uno). El irundarra está con la espalda destrozada pero aguanta carros y carretas.

Como primera de grupo pasa Dinamarca, una selección poderosa, con jugadoras implacables (Lindberg, M.Hansen, Niklas Landin…). Se enfrentarán a los segundos del Grupo “A”, Suecia. Los de Andresson comenzaron mal el campeonato con una derrota ante Islandia. Sin embargo, se rearmaron y llegan con todas las opciones al final. Buena portería (Appelgren) y buenos jugadores (Tolbring, Jeppson, Gottfridsson). La semifinal escandinava promete emoción, fortaleza y buen juego. Estilos diferentes con un mismo objetivo.

El rival de Éspaña en semifinales fue Francia, principal favorita a la medalla de oro. Quizás no estaba jugando como en otros campeonatos. Echa en falta la aportación de Narcisse, pero Gerard defendía la portería con mucha eficacia y por delante los habituales Karabatic, Mem ¡, Abalo, Mahé, Sorhaindo, jugadores muy curtidos y cargados de experiencias.

Conocedores como nadie de la realidad de los partidos, los jugadores de Jordi Ribera se fueron a por el rival. La defensa, como arma fundamental de cualquier éxito, impuso su ley.Lesionado el meta Pérez de Vargas, el protagonismo en la portería fue para Corrales y Arpad Sterbik, que paró tres penaltis. Unido a otras acciones de mérito la fuerza de los galos dejó de serlo. Les faltaron ideas para doblegar a la tripleta defensiva hispana. Gurbindo, Viran, Guardiola, tres mosqueteros y un D’Artagnan, Raúl Entrerrios, formidable en el área contraria, se impusieron claramente a sus oponentes. Julen Agingalade cerró el partido con una exclusión de Karabatic en el penúltimo ataque y un tanto en el último del partido.

La final será frente a Suecia que eliminó (prorroga incluida) a Dinamarca en un partido sin tregua, donde los suecos aguantaron pese a que no disponían del papel de favoritos. estos dos equipos no contaban para ser finalistas entre los apostantes, pero la realidad es esa y no otra.

Para todos los equipos cabe aplicar la misma fórmula. Defender con fortaleza, muchas piernas para evitar que la movilidad contraria determine lanzamientos. En ataque, paciencia, poca ansiedad, cabeza fría y acierto en las decisiones. Parece fácil, pero no lo es.

Se han quedado fuera conjuntos de primer nivel. La anfitriona Croacia dtermina en quinta posición al derrotar a Noruega. Las dos selecciones se quedaron en puertas de acceder a los premios, pero hay tanta igualdad que los pequeños elementos son decisivos. Los nórdicos han jugado bien. Cuentan con un enorme portero como Bergerud y un extremo formidable (Bjornsen), así como Sagosen el jugador del PSG, pero no ha sido suficiente para aspirar a medalla.

También te puede interesar

0 comentarios