El Bidasoa se sorprende a sí mismo

bidasoa ciudad encantada2

Llegaba a Artaleku el tercer clasificado de la liga con las ganas de mantenerse en esa situación de privilegio que conduce a Europa. Le esperaba un Bidasoa dubitativo que se hace preguntas sin encontrar respuestas. Hace un par de semanas perdió en casa un partido que llevaba ganado ante el At. Valladolid. La pasada se dejó en casa del colista todos sus valores y el Cangas le pasó por encima. Ahora, ante el Ciudad Encantada, el encanto lo puso el juego local y la resolución de los quince últimos minutos del encuentro.

Nadie se lo explica, pero este equipo funciona así. Capaz de lo mejor y de lo menos bueno. Unas veces deciden unos, asumiendo la responsabilidad, y en otras ocasiones el protagonismo corresponde a otros. En todos los casos, compromiso coral de los jugadores, cuya relación es un valor añadido al proyecto que defienden.

El partido, por lo general, tuvo color local, aunque los conquenses se acercaron siempre a la espera de un bajón del contrario que les ayudara a sentenciar. Con 20-18, a falta de un cuarto de hora, el partido estaba abierto. Bidasoa lo cerró sin tapujos con un parcial de 7-3 que le sirve para ganar, sumar 18 puntos y mirar el futuro con mucho más optimismo. Asegurarse la salvación cuanto antes, es el reto principal. Al descanso se llegó con ventaja guipuzcoana (12-10), pero ya en la segunda parte se sucedían los empates a 12, 14, 16, apuntando a final dramático que felizmente para los locales no fue así.

El camino no fue fácil, incluso los bidasotarras debieron cambiar su defensa y apostar por un 5-1 con Kauldi en el avanzado. Al cuadro visitante le faltó fondo de armario y jugadores con los que oxigenar el esfuerzo de los titulares. Thiago Alves, afectado por un proceso febril, no pudo ayudar a los suyos que acusaron su ausencia sobre todo en defensa. De este modo, el Ciudad Encantada se mantenía vivo sólo con las paradas de Maciel y los goles de Dutra y Perovic.

En la suerte del partido pudo ser clave un parcial de 3-0 favorable a los irundarras cuando el marcador señalaba 16-16. Salinas, Kauldi y Leo Renaud firmaban la tacada hasta el 19-16, tras sendos errores visitantes en la definición ofensiva. Un tiempo muerto del técnico visitante Lidio Jiménez recuperó a los suyos (19-18). Cinco minutos después debió solicitar otro porque el marcador estaba en 22-18, tras faltas de ataque, pérdidas y buenas paradas de Xoan Ledo. Cuando quisieron darse cuenta, el partido estaba en 23-18 a siete minutos del final.

Fue entonces el momento del entrenador local, Jacobo Cuétara, quien supongo que en el minuto que dispuso para exhortarles, les animó a seguir así hasta el final y a felicitarles por el nivel de partido que estaban protagonizando. Los goles de Salinas, Leo, Kauldi y Serrano galvanizaron la victoria y liberaron de tensiones a un equipo que celebró el triunfo a lo grande. Lo necesitaban. El miércoles que viene, nuevo partido en casa. Esta vez ante el Granollers, otro gallo en la pelea.

FICHA TÉCNICA
(27) Bidasoa Irún: Ledo (Rangel), Crowley (2), Kauldi (7), Serrano (3), Renaud (7), Salinas (2), Lancina (1) -equipo inicial- Rangel (ps), Cavero (1), Vázquez (1), Beltza, Nonó, Azkue (3, 1 p.), Popovic y Redondo.21

(21) Ciudad Encantada: Maciel; Vanstein (3), Canyigueral, Río (2, 1 p.), Doldán (2), Mendoza, Perovic (4) -equipo inicial- Hugo López, Nolasco (1), Perovic (4) Kilian (ps), Dutra (8),Alves y Rafael López (1).

Árbitros: Escudero Santiuste y Escudero Santiuste (Cantabria). Excluyeron al local Beltza y al visitante Mendoza (2).

Marcador cada cinco minutos:
1-3, 4-4, 8-4, 9-5, 11-7, 12-10 (descanso);
14-13, 17-16, 20-18, 22-18, 24-20 y 27-21.

Incidencias: Artaleku. Vigésimo tercera jornada da liga, disputaba en viernes, ante unos 1.000 espectadores. El portero y capitán del equipo, Asier Zubiría, como sucediera en Cangas, no fue convocado para este partido.

También te puede interesar

0 comentarios