Xabi Prieto: “Jugando en la Real se puede ser feliz”.

XP EMOCION APERRI1

Xabi Prieto se ha despedido en el palco de Anoeta a través de una rueda de prensa a la que han asistido buena parte de consejeros de la entidad, con su presidente al frente, plantilla, compañeros y técnicos, así como empleados del club y muchos medios de comunicación. Al entrar fue recibido con aplausos y al concluir con una larga, sincerra y cerrada ovación. No es para menos.

Explicó las razones de su adiós. Decisión meditada desde hace tiempo. “Tengo muchas razones para poder irme feliz, hoy es un día feliz. Tengo que dar las gracias por defender la camiseta de la Real por tantos campos”

Ha dicho mucho cosas, con la seriedad de siempre y con las emociones a flor de piel: “Jugando en la Real Sociedad toda una carrera se puede ser feliz. No hace falta irse fuera para buscar cosas que tenemos aquí”. Esa fue la mejor manera de explicar las razones de su pertenencia a la Real durante las quince temporadas en las que ha defendido la camiseta txuri urdin. Respeta a quienes decidieron salir en busca de horizontes, pero defiende la pertenencia como un objetivo irrenunciable.

Sorprendió también con una afirmación redonda: “Mi sueño no era ser futbolista, sino jugar en la Real. Me he sentido tan querido y valorado por todos, entrenadores, compañeros, amigos y familia, que no necesito más. He crecido con los valores de este club

Antes de que hablara el capitán, abrió el acto el presidente Jokin Aperribay. También emocionado, habló del liderazgos: “Cuando uno te conoce se da cuenta de que eres el líder de un equipo. Xabi, eres lo que queremos que sea un canterano de la Real Sociedad“.

Xabi Prieto habló también de sensaciones, de los momentos buenos y de los que no lo fueron, pero prevalece por encima una realidad: “Me he sentido querido y valorado por todos, entrenadores, compañeros, amigos y familia. No necesito más”. No quiso olvidarse de la afición, la que le muestra gratitud en las redes sociales: “No será la más caliente ni la más ruidosa, pero es la más fiel, nos ayudó hasta en Segunda División. Es la nuestra y para mí es la mejor. La Real no sería lo que es sin su afición”

Exhortó a los jóvenes valores de la cantera, el futuro del club, a seguir sus pasos y a vivir la carrera en su integridad defendiendo los mismos colores. Recordó en sus palabras a Loren, a Eusebio, a Imanol, a sus compañeros y a su familia. Le animó a Willian José a tirar los penaltis cuando él se vaya y confirmó que quiere despedirse en el terreno de juego. Trata de recuperarse de la lesión que le ha impedido alinearse en las últimas semanas. No se ve ni entrenador, ni presidente y no quiso decir nada sobre su futuro, porque mientras siga siendo jugador no se plantea nada que no sea acabar jugando.

Al acabar nos hemos dado un abrazo. No he sido capaz de decirle nada. Él, sí: ¡Qué duro, Iña!

Foto: Real Sociedad.

También te puede interesar

0 comentarios