La carta de Mikel Alonso, una despedida a su manera

mikel alonso

El centrocampista del Real Unión, Mikel Alonso, disputó en Getxo frente al histórico Arenas su último partido con los irundarras, al menos, en la presente temporada. No es fácil entenderlo. En el entorno del club no se explican cómo el jugador se marcha a estas alturas de la temporada, cuando el equipo se está jugando tanto como mantenerse en Segunda “B”.

Mikel sabe que esa sensación está instalada a su alrededor y ha hecho bien en publicar una carta explicativa para disipar dudas y despejar incógnitas. Unos lo entenderán y asumirán su ausencia. Otros seguirán creyendo que esa situación no se debería haber dado.

El jugador se explica en un documento en el que no hay una sola mala palabra para nadie. Más bien, todo lo contrario. En cuatro temporadas en Irún ha disfrutado como futbolista con las cosas sencillas de un vestuario en el que se ha sentido muy a gusto. Lo mismo que sus compañeros con él. Un día escribí que Mikel Alonso era un verso suelto, distinto, con rima asonante el que elige un futbolista diferente.

El texto que quiere compartir con los seguidores unionistas y con las personas que quieren entenderle dice así:

“Estas palabras comenzaron siendo una contestación a @Kalani50, aficionado del club, cuando me preguntaba por qué dejaba el equipo ahora. Muchas gracias @Kalani50, porque ya tenía previsto escribir unas líneas al respecto y aprovecho la ocasión.
Durante el verano pasado hablé con el club ya que, antes de comenzar el curso, surgió en el horizonte la posibilidad de realizar el curso de entrenador en un intensivo de mes y medio en Madrid con mi hermano Xabi y otros ex-compañeros de Primera División, lo cual supone una gran oportunidad para mi proceso formativo.

Sin embargo las fechas nunca estuvieron claras, ni siquiera que el curso fuese a salir este año. Finalmente el curso ha salido y comienza este lunes 16 de Abril. Fue una decisión muy difícil de tomar, ya que me veía obligado a no estar las últimas cuatro semanas de entrenamiento; sin embargo, la situación clasificatoria del equipo en aquel instante no parecía presentar riesgos, por lo que me decidí a tomar este camino. En ese momento hablé con el director deportivo, Eneko Romo, y le expuse cuál era mi decisión.

Tengo mucho que agradecerte, Eneko, compañero y maestro, pues sé que ha sido una decisión muy difícil tanto para ti como para el club. Haber entendido mis motivos y haber empatizado como lo habéis hecho conmigo es algo que recordaré siempre.

Voy a cumplir 38 años y quizá ir a Madrid a realizar este curso ahora, implique mi despedida del Real Unión, tal como ha especulado algún medio. Aunque eso sea algo que el club y yo aún no hemos definido, mi contrato acaba este año. Hoy llevo 20 años como futbolista profesional, todo un regalo. Sólo pensar que hoy en Getxo podría ser mi último partido como futbolista, me conmueve y me impone mucho. Quiero aprender a ser entrenador y este curso es una gran oportunidad; lo quiero hacer junto a mi hermano porque para mí significa muchas cosas, y sobretodo volver al lugar donde empezó mi carrera futbolística, a su lado.

Confieso que durante estos 4 años en el Real Unión, nuestro estadio de Gal ha sido mi verdadera escuela para aprender lo que significa la unión de un equipo y de un vestuario. Y doy las gracias por cada uno de los días que he vestido esta camiseta porque para mí ha sido un regalo de vida. Gracias a cada parte que integra el club, desde los aficionados hasta los que cuidan el campo, pasando por las oficinas, directiva, presidente, cuerpo técnico y, por supuesto, a mis queridos compañeros que me han enseñado durante este tiempo demasiadas cosas como para ponerlas por escrito.

Este club no sólo es grande por su historia, por aquello que fue, sino que sigue siéndolo en cada átomo de su ser y merece aspirar a lo máximo. Quién sabe si quizá en un futuro no lejano, el club no pueda beneficiarse de este mes en el que trataré de adquirir formación y conocimientos, ya sea desde dentro o desde fuera del campo. Milesker guztioi. ¡Aupa Unión, Aupa Irún!”

PD: A todos mis compañeros hoy (antes de jugar el partido frente al Arenas de Getxo):
“Para lo bueno, para lo malo, para lo que toque…¡Seamos un equipo!”
Mikel Alonso

(Foto: Cuenta personal de Mikel Alonso en facebook)

También te puede interesar

0 comentarios