Un diezmado GBC cae en el Palau ante el Barça (89-74)

Gipuzkoa Basket se limitó a cumplir el trámite en el Palau. Perdió (89-74) ante un Barcelona de otro nivel e intentó ser competitivo hasta donde le llegaron las fuerzas. Las bajas de Henk Norel y Fede Van Lacke pesaron mucho en una plantilla ya de por sí corta y más ante un rival que posee un ‘roster’ diseñado para competir por todos los títulos. Principalmente se echó de menos a Henk Norel porque Tomic y Oriola camparon con demasiada libertad por la zona donostiarra ante la floja defensa de Agbelese, Fakuade y Clark, que no pudieron sujetar a los dos ‘cincos’ del Barça. Tampoco a Vezenkov, que hizo daño con sus tiros. Por si fuera poco, el GBC perdió demasiados balones y ofreció muchas facilidades a su adversario.

El equipo donostiarra dominó los ocho primeros minutos del choque. Lo hizo tras sorprender Fisac a Pesic con una salida en defensa zonal 2-3 que, en un inicio, despistó a los locales cuyos lanzamientos exteriores no encontraban el aro del GBC. Así las cosas y con Clark primero y Chery después anotando sobre la canasta catalana, los visitantes se fueron en el marcador hasta una máxima renta de seis puntos (6-12). En el Barça solo Tomic y después Oriola ponían los puntos, después sería Vezenkov, muy acertado en los triples el que contribuyó a que su equipo, poco a poco le fuera dando la vuelta al marcador.

En el GBC los cambios no sentaron demasiado bien al equipo. Sin Clark, minutos de respiro para el ala-pívot británico que tampoco llegaba al cien por cien al partido, el GBC no encontró el aro con el mismo acierto que en los primeros minutos. La entrada de Ribas por Heurtel, y sobre todo la presencia de Oriola por dentro dotó al Barça de un equipo más trabajador en defensa, lo que le llevó a remontar sin demasiados problemas la situación. Del 6-12 se pasó al 24-19 al final del primer cuarto.

La inercia del partido siguió igual en el segundo cuarto. Pero ahora el Barça jugaba con mayor equilibrio dentro-fuera. Un dos más uno de Koponen más otro triple de Vezenkov abrió una brecha amplia en el marcador (46-33) antes de llegar al descanso. También Heurtel, más entonado que al principio, aportaba al cuadro local. En el GBC, seis puntos de Oroz en este acto fueron lo mejor. Pero el equipo de Fisac necesitaba algún referente más.

No lo encontró en Swing, en cero puntos toda la primera parte y sin clarividencia a la hora de atacar el aro contrario; tampoco en un Agbelese que se empeñó en el cuerpo a cuerpo contra Tomic y Oriola y perdió casi todas las batallas, y menos en otros jugadores que debían dar un paso adelante y no lo dieron. De esta forma, el Barcelona encontró premio a su calidad ofensiva y a su mayor actitud defensiva en estos segundos diez minutos para irse al descanso con una ventaja clara de 46-35.

En el tercer cuarto el panorama para el GBC no mejoró. El Barça, con un parcial de 9-3, obligó a Fisac a parar el partido. Los catalanes encontraron acierto con Jackson, Koponen y Tomic mientras que en el GBC nadie salía al rescate. Pronto, los de Pesic se fueron a los 17 puntos de ventaja (57-40) mediado el cuarto. También lastraban al conjunto guipuzcoano sus muchas pérdidas de balón.

El partido entró en una fase de menos tensión. El Barça lo tenía muy controlado y el GBC, esta vez, no tenía demasiados argumentos como para protagonizar ninguna remontada. Es lo que tiene jugar en casa de un grande y con bajas en la plantilla. Siguió acumulando pérdidas y, aunque intentó endurecer su defensa, Agbelese se metió en cuatro a falta de 13 minutos, tampoco le dio excesivo resultado.

Reduciría a 12 la desventaja con la primera canasta de Swing (65-53) pero fue un espejismo porque en la siguiente jugada Koponen castigó con un triple. Eso sí, la entrada de Dani Pérez, que asistió a sus compañeros con acierto, fue lo más destacable.

Los últimos diez minutos no tuvieron trascendencia alguna. El partido ya estaba decidido de antemano. No cabía otro resultado que la victoria local. Y se produjo el habitual intercambio de canastas y el maquillaje para la estadística de algunos jugadores. Koponen lo inició con un triple y Oriola aportó una canasta de dos en las dos primeras jugadas. Ahí terminó todo en cuanto al resultado, ya que el 11-3 (79-59) en los primeros cinco minutos finiquitó el duelo. Nada que no se esperara, el GBC tiene otras batallas que conseguir, y otros equipos mucho más asequibles a los que ganar. El Barça es otro nivel y con Pesic ha recuperado su cartel.

FICHA TÉCN ICA
(89) Barcelona Lassa (24+22+22+21): Heurtel (7), Jackson (11), Koponen (11), Moerman (9), Tomic (8) -quinteto inicial-, Ribas (11), Pressey (3), Vezenkov (12), Oriola (14), Claver (3) y Navarro.

(74) Gipuzkoa Basket (19+16+21+18): Chery (19), Jordan Swing (10), Pardina (5), Agbelese (6), Clark (12) – quinteto inicial- Dani Pérez (5), Salvó (9), Fakuade (2) y Oroz (6).

Árbitros: Cortés, A. Fernández y Munar. No hubo eliminados.

Incidencias:Palau Blaugrana de Barcelona, cerca de 5.000 espectadores.

You may also like

0 comments

Leave a Reply