VTA. BIDASOA: Jaizkibel no decide nada. Sprint en Hondarribia

La segunda etapa de la Vuelta al Bidasoa se ha resuelto al sprint entre un nutrido grupo de corredores. Pese a que debieron subir el monte Jaizkibel, nueve kilómetros antes de meta, nadie consiguió marcar diferencias en la llegada de Hondarribia. Se impuso el húngaro Barnabas Peak (UC. Mondiale) con un tiempo de 2.49.25, por delante de Alessandro Covi (Colpack) y Xavi Cañellas (Caja Rural). Juan Pedro López (Polartec-Kometa) mantiene el maillot amarillo de líder, con seis segundos de ventaja sobre Joel Nicolau (Caja Rural) y Tiago Antunes.

La peor noticia del día la ha protagonizado Jokin Aranburu (AMPO) que concluyó la primera etapa en cuarta posición. Subiendo Gaintzurizketa antes de afrontar las rampas del Jaizkibel ha caído junto a otros corredores. No tenía buena pinta y ha terminado por retirarse de la prueba. Al parecer, padece una fractura de clavícula.

Un grupo cabecero de unas treinta unidades perfiló el paso por el alto, siendo Tuur Deprez el primero en la montaña por delante de Carlos Ruiz (Lizarte) y Archibold (U.C. Mondiale).

Unai Iribar y Asier Etxeberria, ambos del AMPO ocupan puesto entre los diez primeros de la general, a la espera de las dos próximas jornadas en las que buena parte de los corredores extranjeros, bien situados, querrán decidir la carrera.

You may also like

0 comments

Leave a Reply