Asier Zubiría cuelga las botas en Artaleku

porteros

Asier Zubiría pone fin a su carrera como jugador de balonmano en el encuentro que el Bidasoa, su equipo, disputará este sábado (17.00) ante el descendido Puerto Sagunto. Partido emotivo por muchas razones. Además del adiós del guardameta, otros jugadores del equipo amarillo, que no seguirán en el club la próxima temporada, también se despiden del público de Artaleku. Todos los actos organizados por el club se trasladan a la conclusión del match, ya que debe respetarse la competición.

Hablar de Zubiría es hablar de compromiso. Cuando un deportista lo da todo, durante tantas temporadas, no cabe otra cosa que rendirse ante los números de su dilatado recorrido por las canchas en las que trató siempre de ser un portero eficaz. Como en toda trayectoria, se mezclan tardes extraordinarias con otras en las que no fue fácil brillar. Pero cuando una temporada tras otra, cuentas con un escudo que defender, no es por casualidad. Desde la honestidad, es el jugador de Usurbil quien decide poner punto y final a su carrera en activo. Se va antes de que el deporte le abandone. A lo mejor no ha sido muy mediático, ni muchas cosas que adornan a las estrellas fugaces. Lo suyo trasciende lo efímero. Zubiría deja el poso del buen capitán en un vestuario que le echará de menos.

Foto: Asier Zubiria, a la izquierda, junto a otra leyenda del balonmano, Gurutz Aginagalde.

También te puede interesar

0 comentarios