Jokin Altuna, txapeldun!!!

altuna txapeldun4

La txapela manomanista vuelve a Gipuzkoa. Jokin Altuna es el nuevo campeón, al imponerse en la final sobre Olaizola II (22-14). Recoge el testigo de Oinatz Bengoetxea (2017) y de Iker Irribarria (2016). El triunfo del amezketarra se produce desde el talento y la condición física ante un rival con más experiencia, que vio cómo su rival no mostraba fisuras sobre todo en el tramo final del encuentro cuando las fuerzas jugaron su papel de modo decisivo.

La final no defraudó al público que llenaba el frontón Bizkaia porque los dos protagonistas son muy grandes y con capacidad de cautivar al aficionado más exigente. En la primera parte del encuentro, cada uno buscó explotar sus valores. Olaizola II lo daba todo para seguir el hilo que marcaba su rival. Altuna aceleró lo que pudo, arriesgó lo necesario, buscó los ángulos y creció en la confianza a medida que el marcador le sonreía. En el mano a mano, los tantos caían con alternativas en la incierta igualdad (7-8). Sin embargo, ahí comenzó a romperse la final y a definirse las diferencias (8-13, 9-14, 12-14, 13-17).

Luego, a medida que el partido se vestía de azul, Altuna, con Ekaitz Saralegi de botillero, la final parecía decantada (14-20). Sólo quedaba esperar para confirmar al nuevo campeón. Después de imponerse en el cuatro y medio, se consagra como un pelotari de época. A los 22 años logra un sueño que perseguía. Desde la constancia y el trabajo junto a las muchas virtudes que le adornan.

SUS PRIMERAS PALABRAS

«Dedico este triunfo a mi familia, a mi pareja, a mis amigos y a mi entrenador que ha trabajado muchísimo para que yo mejore»

También te puede interesar

0 comentarios