La carta de despedida de Asier Antonio

asier e iker antonio

Asier Antonio (irún, 1979) es un jugador de balonmano de dilatada carrera. En ella hay una Recopa, dos Copas del Rey, y cientos de partidos y goles. Hubo una época en la que atacaba y defendía. Práctico y eficaz desde la altura de su 2.02, se convirtió con los años en un especialista del 5-0, un Centre back en toda regla. Estudió psicología y aplicó los conocimientos al juego y a la relación con técnicos y compañeros.

Mostró la osadía suficiente para asumir todos los retos que surgieron en el camino. Vivió experiencias en Irún, Santander, Valladolid (su época de éxito), Zaragoza, Lisboa y Niza, la ciudad francesa en la que se retira como jugador en activo, aunque seguirá en el banquillo de un club en el que vivió con pasión el final de su carrera. Su hermano, Iker (en la foto) ha sido y es parte importante en el capítulo de las decisiones. Los dos salieron adelante con fortaleza y sufrimiento.

Asier comparte en las redes sociales, una carta de despedida. Se mezcla la gratitud y el sentimiento y en el fondo la satisfacción por todo lo hecho en un camino que nunca fue fácil. Cuando un deportista decide compartir lo que siente y lleva dentro, nosotros le ayudamos. El texto dice así:

Hace unas semanas jugué mi último partido, era muy consciente que más temprano que tarde llegaría ese momento, aunque solo el pensarlo daba un poco de vértigo, fue escuchar el pitido final y saber que era el momento de poner el punto y final.

Y qué forma mejor de hacerlo que con la buena sensación que te dejan los objetivos cumplidos, disfrutar de un ascenso a Proligue el año pasado y conseguir la permanencia esta temporada, ha sido un buen broche a mi carrera.

De este modo, pongo fin a más de 20 años de dedicación absoluta al Balonmano. La verdad que se ha pasado volando: del patio de La Salle (Irún) a Artaleku y de ahí, a pistas en las que nunca hubiera imaginado competir. Todo en un abrir y cerrar de ojos. Ahora toca pararse, echar la vista atrás y estar orgulloso del camino recorrido.

Quiero dar las GRACIAS a todos los que habéis hecho posible que este viaje haya sido tan satisfactorio:

* Gracias a mis familiares y amigos por estar siempre ahí, por esa llamada, ese consejo y sobre todo por conseguir relativizarlo todo.

* Si hay algo que me ha pesado, ha sido no poder compartir todo esto con mi padre. Gracias papá por recorrerte Gipuzkoa para llevarme a cada partido, gracias por tus consejos, los he tenido muy presentes y me han ayudado mucho. Te he echado de menos, tendrías que haberlo visto… ¡Al final mereció la pena tanto sacrificio!

* Gracias a ti Olga, la gran damnificada, la de la casa a cuestas sin poner un pero, a la que le ha tocado lidiar con la cara menos positiva del deportista: la de las frustraciones, el fracaso, los miedos… Gracias por empujar siempre y reequilibrarlo todo.

* Gracias Aitor y June, fans incondicionales. Si hay algo por lo que ha merecido la pena jugar hasta los 38 años ha sido para poder compartir estas vivencias con mis hijos.

* Gracias a todos los entrenadores con los que he trabajado, por sacar lo mejor de mí, por exigirme al máximo, por guiarme y ayudarme para superar cada reto que se ponía por delante. Gracias Iván Sopalovic, Julián Ruiz y Juan Carlos Pastor porque cada uno, en su momento, habéis tenido una enorme influencia en mi carrera deportiva.

* Gracias a todos los compañeros de vestuario con los que he compartido horas de entrenamiento, viajes, sueños, algunos éxitos y más de un fracaso. Gracias Xabi Barreto y David Rodríguez por vuestras enseñanzas, por vuestro ejemplo y sobre todo por esa labor de “hermano mayor” que hicisteis conmigo.

* Gracias CD. Bidasoa, I.T.E Hondarribia, BM. Cantabria, BM. Valladolid, BM. Aragón, SLB. Benfica y Cavigal Nice por hacerme partícipe de vuestros proyectos, y por darme la oportunidad de vibrar con vuestras aficiones y explorar ciudades que serán parte de mi vida y la de mi familia.

De todas formas por el momento no me voy muy lejos, sólo me separo unos metros del 40×20 para intentar aplicar todo lo aprendido, en mi nueva faceta como miembro del staff técnico del Cavigal Nice Handball. ¡No veo el momento de empezar!”

¡Nos vemos en las pistas!

También te puede interesar

0 comentarios