Maialen Chourraut, cuarta en K-1, midió sus fuerzas en el europeo

Quizás lo de menos fuera el puesto. Después del crudo invierno, de las lesiones (fisura en las costillas y procesos víricos) y de las dudas, Maialen Chourraut terminó cuarta en la prueba del K-1 correspondiente al Campeonato de Europa de slalom.

Estuvo cerca de las medallas. Le penalizó haber tocado una puerta en el descenso. Los segundos de más que le aplicaron por ello le dejaron en un tiempo de 103.36. No muy lejos del podio compuesto por la alemana Ricarda Funk (100.96), la austríaca Corinna Kuhnle (102.32) y la británica Fiona Pennie, (102.91).

La palista guipuzcoana se mostraba contenta al final de la prueba: “He ido poco a poco. Las clasificatorias me costaron un poco, pero estuve entre las diez primeras. He hecho la semifinal controlando la situación, porque el objetivo era entrar en la final, y en la final he ido a darlo todo, a buscar esa bajada rápida. En las finales no me cuesta tanto como en las semifinales ser rápida, me sale más. La bajada ha sido muy rápida. El tiempo era muy bueno, pero he tocado una puerta y con esa penalización de dos segundos me quedo con un cuarto puesto que a mí me sabe a poco. Estoy contenta y orgullosa, porque pasé un invierno malísimo y empecé a entrenarme en marzo”.

También te puede interesar

0 comentarios