Nibali, a casa por culpa de una caída provocada

Vincenzo Nibali chocó con una moto en la subida al Alpe d’Huez. Se han puesto en Francia de moda las bengalas que echan humo y lo cubren todo. Lo pudimos ver recientemente en los Campos Elíseos durante el recibimiento a la selección francesa de fútbol, campeona en Rusia 2018. Tal era la humareda que apenas se divisaba nada y las imágenes de televisión y las cámaras debieron sortear demasiado obstáculos entre luces y contraluces.

La moda se extiende al ciclismo. Y en el tramo final de la etapa reina de la carrera, en un momento dado, el humo cubrió la carretera. Las motos, los coches, los ciclistas, un horror que dio con los huesos del ciclista italiano en el suelo. En principio, se levantó y siguió. El «squalo» recuperó la diferencia perdida y entró con los mejores. Quizás pudo ganar la etapa, pero…

Una vez en el hotel, los médicos comprobaron su estado de salud y una vértebra, la décima, no ofrecía seguridad. Pruebas y decisión tras acudir al hospital de Grenoble. Como consecuencia de la fractura, dificultades para respirar e imposibilidad de seguir compitiendo. El propio corredor escribía:

Ciao Ragazzi sono di ritorno in hotel, purtroppo l’esito del referto medico non è buono, mi è stata confermata la frattura alla vertebra, domani tornerò a casa per un periodo di recupero. Grazie per tutto il vostro affetto dimostrato nei miei confronti! Alla prossima👍🏻

(Hola amigos. Estoy de regreso en el hotel. Desafortunadamente, el resultado de las pruebas medicas no es bueno. Se confirma la fractura de una vértebra. Mañana volveré a casa por un tiempo para recuperarme. Gracias, por todo el afecto que me habéis demostrado. Nos vemos pronto).

Una vez más se comprueba que los aficionados no son todos iguales y que no se respeta ni al ciclista, ni al entorno de los corredores. Un aficionado saltó de repente a pegar a Froome en mitad de la carrera y da la sensación de que hay demasiado tráfico en las etapas. En todas partes cuecen habas y si hace unos años se llevaban as manos a la cabeza en los Pirineos por los aficionados euskaldunes, ahora surge un problema bien diferente.

La suma de estos hechos llega a las portadas de los periódicos. L’Èquipe, por ejemplo, titula «Irrespirable».

Foto: Cuenta de twitter de Bahrain Merida. Nibali llega a meta con la cabeza gacha.

You may also like

0 comments

Leave a Reply