Gorka Izagirre se queda sin premio por quince segundos en Bagneres de Luchon

alaphillipe

Julian Alaphilippe (Quick-Step Floors) lleva dos victorias en el Tour de Francia, la última en la meta de Bagnères-de-Luchon, final de la primera etapa pirenaica. Consiguió entrar en solitario, después de un cierto grado de fortuna. Subiendo el Portillon, Adam Yates arreó y se fue del grupo que fue cabeza de carrera desde que se formó la escapada. Alcanzó la pancarta del puerto con medio minuto de ventaja sobre los perseguidores. En el descenso, a siete kilómetros de la meta, cayó al suelo en una curva. Alaphilippe venía por detrás como un poseso, le superó y se fue hasta la llegada a un ritmo espectacular. Tras él, a diecisiete segundos, entraron por este orden Gorka Izagirre, Yates, Mollema y Pozzovivo.

Todos formaban parte de la escapada del día. Tardaron 100 kilómetros en darle sentido, después incluso de que una manifestación de agricultores detuviera la carrera. El grupo de fugados era amplio y con gente de buen rodar. Casi cincuenta ciclistas salieron a la aventura con la esperanza de poder ganar la etapa. En la nómina circulaban, entre otros, Andrey Amador, Daniele Bennati, Marc Soler (Movistar Team), Gorka Izagirre, Ion Izagirre, Domenico Pozzovivo (Bahrain – Merida), Dani Navarro (Cofidis), Pierre Latour (Ag2r La Mondiale), Warren Barguil (Fortuneo – Samsic), Robert Gesink (LottoNL – Jumbo), Damiano Caruso, Greg van Avermaet, Tejay Van Garderen (BMC Racing Team), Adam Yates, Matthew Hayman (Mitchelton – Scott) y Julian Alaphilippe, Philippe Gilbert (Quick-Step Floors). Este último saltó en la subida al Col de Portet d’Aspet pasando el primero por la cima. En el descenso, salió volando y cayó por un barranco. Salió ileso (eso parecía), volvió a la carrera pero sin opciones para el final aunque llegara a meta. El susto no se lo quita nadie y las consecuencias de la caída conllevan el abandono de la carrera.

En la subida al Col de Menté (1ª) bastantes corredores no pudieron aguantar el ritmo y se fueron rezagando. Una veintena de protagonistas afrontó el Portillon con la esperanza de hacer buena la estrategia diseñada y llevarse el gato al agua. Como queda dicho, Alaphilippe logró el premio gordo y otra vez, un Izagirre, dando en el poste y entrando segundo en meta.

Por detrás, el Sky, a la sillita de la reina, siguiendo su ritmo sin que nadie les tosa. Bien porque no hay fuerzas suficientes o se reservan para la siguiente etapa. Dos intentos de Landa y Fuglsang, sin demasiada consistencia, evitaron la siesta del pelotón de notables que paró el reloj nueve minutos después del vencedor. No hay cambios en la general.

LOS DIEZ PRIMEROS EN BAGNERES (16ª etapa)

1 Julian Alaphilippe (Fra) Quick-Step Floors 5:13:22
2 Gorka Izagirre Bahrain-Merida a 15″
3 Adam Yates (GBr) Mitchelton-Scott m.t.
4 Bauke Mollema (Ned) Trek-Segafredo m.t.
5 Domenico Pozzovivo (Ita) Bahrain-Merida a 18″
6 Robert Gesink (Ned) LottoNL-Jumbo a 37″
7 Michael Valgren (Den) Astana Pro Team a 56″
8 Gregor Mühlberger (Aut) Bora-Hansgrohe m.t.
9 Marc Soler Movistar Team a 1.10
10 Pierre Latour (Fra) AG2R La Mondiale a 1.18

Foto: Julen Alaphilippe, líder de la montaña y ganador de la 16ª etapa. (Quic Step)

También te puede interesar

0 comentarios