Mouhamed Barro, un pivot senegalés para el GBC

mouhamed

Queda mucho para que comience la liga de basket. Los equipos tratan de confeccionar la mejor plantilla posible según sus recursos. Gipuzkoa Basket no lo tiene fácil en un mercado en que los precios se disparan. El club que preside Nekane Arzallus no se va a mover un centímetro del carril del equilibrio financiero. Por eso, debe acertar mucho y bien cada vez que contrata un jugador.

La pasada temporada, con Porfi Fisac al frente, los guipuzcoanos obraron más de un milagro y protagonizaron una campaña para enmarcar. Los ciclos cambian y las personas, también. Ahora, el futuro entrenador será Sergio Valdeolmillos y el equipo será diferente. Traje nuevo para el GBC que hace oficial el fichaje del jugador senegalés Mouhamed Barro (Pikine, 1995). Hablamos de un pivot joven, muy alto (2.05) y con margen de mejora, ya que el pasado mayo cumplió 23 años. Por ahí puede entenderse que le hayan ofrecido tres temporadas que es el tiempo del acuerdo.

Conoce la liga estatal, porque compite desde categoría cadete y junior. Comenzó su andadura en el CB Gran Canaria. Llegó con 16 años y se marchó con 21, habiendo pertenecido a las plantillas de formación y senior, con números que le sitúan en algunos encuentros de ACB y Eurocup, competiciones en las que disputó minutos. Pasó después, como cedido, a tierras asturianas en donde ha defendido las dos últimas temporadas la camiseta de la Unión Financiera Oviedo, militando en LEB Oro. Internacional por su país refuerza el juego interior de los donostiarras.

También te puede interesar

0 comentarios