Jokin Altuna apaga el desafío (22-5)

Las empresas de pelota profesional prepararon con mimo el cartel de las fiestas de la Blanca en Gasteiz. Anunciaron la repetición de la final manomanista como la oportunidad de revancha entre el campeón Jokin Altuna y el finalista Aimar Olaizola. Lo que en principio se presentaba como una oportunidad de gran encuentro, terminó descafeinado por la superioridad del delantero de Amezketa sobre Olaizola II (22-5). Resultado elocuente que no deja dudas del dominio del campeón que se impuso en todas las facetas.

Al de Goizueta no le salieron las cosas, ni disfrutó de un partido en el que Altuna apenas cometió errores. A medida que el marcador se aclaraba, las opciones de remontada parecían imposibles.El partido correspondía al Desafío del Vino que en todas las ferias enfrenta a pelotaris de ambas empresas. Como en el primer encuentro Elezkano-Martija se impusieron a Arteaga-Aretxabaleta (22-16), los pelotaris de Aspe se llevan las 600 botellas en disputa. No hizo falta esperar al tercer partido entre Víctor y Darío para dirimir el premio.

También te puede interesar

0 comentarios