El GBC se deja otra oportunidad en el camino (73-79)

thumbnail_gbc-tenerife

El Gipuzkoa Basket no pudo sumar su primera victoria ante un Tenerife desbordado por la mejor versión donostiarra de toda la temporada en los primeros quince minutos, los locales llegaron a tener 16 puntos de ventaja en ese momento de partido (37-21), pero que supo rehacerse después gracias a su mejoría en defensa y a la capacidad de un jugador tan determinante como Thad McFadden. El escolta estadounidense fue el encargado de llevar el duelo a la prórroga con una bandeja sobre la bocina para hacer el 68-68 y liderar a su equipo después, en los cinco minutos adicionales, para de esta forma doblegar a un GBC ya muy justo y que en los momentos claves solo encontró a Garrett Nevels, y en alguna ocasión a Bobrov, en ataque.

Antes de la bandeja de McFadden que igualaba el choque, el GBC dispuso de una posesión que finalizó con un tiro de Dani Pérez que los árbitros decidieron que no había tocado aro al límite de la posesión. El banquillo guipuzcoano protestó mucho esa decisión porque el rebote había ido a parar al GBC y solo quedaban 5,9 segundos para acabar. El marcador en ese instante reflejaba un 68-66 que hubiera sido definitivo. Sin embargo, el trío arbitral concedió posesión al Tenerife, que con la bandeja de su ‘jugón’ McFadden, logró la prórroga. En este tiempo extra no tuvo problemas el conjunto de Txus Vidorreta para tirar de calidad y experiencia, así como de recursos, y conseguir un parcial de 5-11.

Antes de este desenlace el GBC jugó sus mejores minutos. Con Nevels muy enchufado en el inicio, así como un contundente Bobrov en la pintura, los locales abrieron hueco muy pronto. Ya en el minuto cinco ganaban por 14-3. Así las cosas, el Gipuzkoa Basket superó de forma clara al Tenerife en esos primeros diez minutos (26-15). La ventaja sería mayor tras un brillante inicio de segundo cuarto, con Bobrov y Van Lacke acertados.

Dos triples de Staiger le dio aire al rival, aunque dos tiros libres de Salvó y un triple de Corbacho tras una falta antideportiva de Abromaitis, supuso esa renta de 16 puntos (37-21) tan extraordinaria para los intereses locales. Todo empezó a cambiar en los cinco minutos previos al descanso. Vidorreta encontró por fin a su estrella McFadden. Cinco puntos suyos, más otro triple de Staiger, luego otro de Gillet les acercaron. No obstante, los de Valdeolmillos seguían por delante en el intermedio (43-36).

Fue en el tercer periodo cuando el Tenerife enseñó parte de sus virtudes como equipo. Apretó mucho más en defensa, y logró que varios de sus mejores jugadores entraran en calor. Un 2-7 de parcial obligó al entrenador local a parar el partido. Saiz, Gillet y San Miguel, estos dos últimos con sendos triples, lideraban la remontada (45-43). Después llegó la buena dirección de Bassas, que también ofreció anotación, y otras acciones aisladas de Beirán o Iverson que sumaron.

En el GBC la respuesta solo se produjo desde el juego interior. Sekulic, con seis puntos, y Bobrov con otros seis, fueron los únicos en ver aro en esos diez minutos. Con 55-53 y casi partido nuevo comenzaba el último cuarto. Saiz anotó la primera canasta y después Abromaitis se aprovechaba de una antideportiva de Gutiérrez para desde el tiro libre darle la primera ventaja al Tenerife

(55-56). A partir de aquí entraron a la cancha McFadden y Beirán, que fueron los mejores elementos de los de Vidorreta. Con 57-60 y a falta de cinco minutos surgió Nevels, que enganchó tres jugadas seguidas de mérito. El 6-0 le daba ventaja otra vez al GBC (63-60). Pero no fue suficiente. Anotaba Beirán, después Gillet un triple para el 63-65. Todavía tuvo el partido en la mano el cuadro guipuzcoano tras un triple de Nevels que ponía el 68-65 a falta de poco más de medio minuto. Reaccionó el Tenerife de la mano de Bassas que anotó un tiro libre para el 68-66 y sobre todo de McFadden con esa bandeja sobre la bocina que llevaba el duelo a la prórroga tras la jugada polémica anterior.

En la prórroga ganó de forma cómoda el equipo canario. Cinco puntos del escolta estadounidense con pasaporte georgiano fueron definitivos. El GBC no encontró la forma de ganar, más allá de una jugada en concreto. Jugó muy bien en los primeros quince minutos, pero no fue suficiente.

FICHA TÉCNICA
73 – Delteco GBC (26+17+12+13+5): Gutiérrez (2), Nevells (19), Bobrov (16), Salvó (7), Barro (2)- cinco inicial- Van Lacke (5), Beraza (2), Sekulic (9), Dani Pérez (5), Oroz, Corbacho (6), Maiza.

79 – Iberostar Tenerife (15+21+17+15+11): San Miguel (6), McFadden (18), Beirán (13), Abromaitis (3), Colton Iverson (3)- cinco inicial- Saiz (12), Staiger (9), Bassas (6), Bonde, Gillet (9).

Árbitros: Perez, Serrano, González Gálvez. Descalificado por personales Iverson.

Incidencias: San Sebastián Arena 2016, ante unos 2.000 aficionados.Se guardó un minuto de silencio por los fallecidos en las lluvias torrenciales de Mallorca y también por Patrick Baumann, secretario general de la FIBA, El partido comenzó con unos veinte minutos de retraso por problemas en el marcador con el tiempo de posesión.

También te puede interesar

0 comentarios