Contundente derrota del GBC en la cancha del Joventut (88-64)

thumbnail_joventut-gbc

No hay manera de que el GBC logre su primera victoria en la Liga ACB. Su derrota ante el Joventut, además por la forma en la que se produjo, 24 puntos de diferencia (88-64), debería empezar a preocupar seriamente a un equipo cuyas sensaciones ayer fueron francamente malas. Salvo el primer cuarto y algunos momentos del tercero, en los que el conjunto donostiarra logró un parcial de 0-7 que le puso a cuatro puntos del rival (51-47), el resto del encuentro fue de dominio catalán, muy superior en la mayoría del duelo y con muchos más recursos, además de talento y energía. El último cuarto mostró todas las carencias de un GBC que no compitió, que no encontró a ningún jugador que saliera al rescate y en el que sus mejores argumentos, Nevels, Sekulic, Salvó, Guitérrez o Bobrov no tuvieron su día. Como consecuencia una derrota muy dura ante un rival, a priori, directo en la lucha por la permanencia. Por eso, incluso el basket average salió muy mal parado para los intereses del cuadro donostiarra.

No obstante, el arranque del GBC fue bueno. Con un 0-7 de parcial gracias a las buenas acciones defensivas de ese primer minuto, los donostiarras se aprovecharon de una falta antideportiva de Ventura sobre Van Lacke nada más iniciarse el choque para, con los dos tiros libres convertidos del argentino y un triple de Bobrov en la siguiente jugada, situarse en 0-5 en un abrir y cerrar de ojos. Dos puntos más de Salvó le daban esa ventaja clara. Sin embargo, la Penya reaccionó pronto. Birgander y Harangody se encargaron de devolver al partido a su equipo.

En los locales se enchufó Ventura, con dos triples, al que dio réplica Corbacho, otras dos bombas de dos intentos. La segunda falta de Bobrov supuso la entrada en la cancha de un Sekulic muy poco activo en esta primera parte y en todo el partido. Todo lo contrario que el pívot canadiense con pasaporte irlandés del Joventut, Connor Morgan, que con dos triples y su enorme trabajo cerca del aro y en el rebote le dio nuevos bríos a los suyos. Con 28-25 concluyó un cuarto en el que el trabajo defensivo del GBC no fue bueno en los últimos minutos.

El segundo cuarto fue claro del Joventut. Marcó las pautas desde el inicio con un Neno Dimitrijvevic muy activo y rápido. El joven base macedonio se fue a los siete puntos casi de una tacada. Junto a Ventura y Morgan propiciaron un 12-2 del minuto diez al quince, lo que hizo mucho daño a un GBC que no encontraba fluidez en su juego. Debutó Duda Sanadze, pero el hecho de que Corbacho estuviera en el banco y de que Nevels, la gran referencia ofensiva de los guipuzcoanos anotara sus primeros puntos allá por el minuto 18 para el 43-33 pesaba demasiado en el ataque visitante. También el pobre juego de Sekulic, que se estrenó casi llegando al descanso.

Un espejismo

En el tercer acto el Joventut amenazó con irse en el marcador. Dos faltas personales de Gutiérrez, cuyo físico hoy por hoy no le permite defender a bases rápidos, le mandó al banco con cuatro, esta última antideportiva sobre Laprovittola. La entrada de Dani Pérez, bien en el capítulo de las asistencias, le dio algo de fuste al GBC, que con un 0-7 a su favor tras puntos de Van Lacke, Bobrov y el propio Dani Pérez recortó hasta el 51-47. Carles Durán no se lo pensó más y devolvió a la cancha a su quinteto más entonado. Con Dimitrijevic, Dawson, Todorovic y Morgan de nuevo en la pista el Joventut tomó el mando y en apenas dos minutos volvió a coger los diez puntos de ventaja. Surrealista fue la última jugada de este cuarto. A menos de dos segundos el GBC regaló la posesión a su rival, que sacó de fondo para Birgander hacer un mate sin oposición. Con 65-52 se acabó el choque.

Sobró el último cuarto en el que todavía Dawson, Nogués y Harangody anotaron triples para no bajar la guardia y hacer más grande la diferencia entre estos dos equipos en este momento de la Liga. Valdeolmillos a falta de cinco minutos se acordó de Corbacho después de sus seis minutos del primer cuarto pero el marcador ya era imposible (78-60). En definitiva, el GBC perdió no solo un partido sino que dejó entrever un retroceso evidente en su progresión de hace siete días ante el Tenerife. Sigue sin ganar y el domingo que viene le visitará el Herbalife Gran Canaria, un equipo de Euroliga y que llegará a Illunbe muy entonado tras ganar esta semana pasada al Barcelona en Euroliga y pasar por encima del Andorra este fin de semana.

Ficha técnica:

88 – Divina Seguros Joventut (28+19+18+23): Laprovittola (6), Ventura (11), Dawson (14), Harangody (6), Birgander (10) -equipo inicial-, Morgan (13), Nogués (9), Todorovic (6), Dimitrijevic (11), Parra (2) y Zagars (-).

64 – Delteco GBC (25+12+15+12): Gutiérrez (8), Van Lacke (7), Salvó (8), Bobrov (5), Barro (11) -equipo inicial-, Pérez (8), Sekulic (2), Nevels (2), Corbacho (6) y Sanadze (7).

Árbitros: Hierrezuelo, Castillo y Olivares. Sin eliminados.

Incidencias: Palau Olímpic de Badalona ante 3.802 espectadores

También te puede interesar

0 comentarios