Lopetegui contra el mundo

Julen Lopetegui (Asteasu, 1966) deja de ser en pocos meses seleccionador nacional de fútbol y entrenador del Real Madrid. Lo primero por culpa de lo segundo, y lo segundo por culpa de quien decidió revolucionarlo todo. Le han echado de los dos sitios de manera infame, sin cuidar las formas de ninguna manera. Luis Rubiales y Florentino Pérez han pasado por encima de la persona y eso no se sostiene cuando presumen de instituciones con señorío.

No voy a entrar en las razones, ni en la idoneidad, ni en el momento. Desde hace semanas está cantado que el Bernabeu le cierra las puertas. Y pese a contar con el apoyo de un buen grupo de jugadores, los resultados determinan su destitución. Cobrará todos los finiquitos, pero no hay dinero que pague el daño moral que se relaciona con la nota de prensa que el Real Madrid emite con motivo de su cese.

Uno de los párrafos del comunicado se ensaña con el técnico guipuzcoano: «La Junta Directiva entiende que existe una gran desproporción entre la calidad de la plantilla del Real Madrid, que cuenta con 8 jugadores nominados al próximo Balón de Oro, algo sin precedentes en la historia del club, y los resultados obtenidos hasta la fecha.»

Eso es hurgar en la herida y ese argumento se cae por su propio peso, máxime si ninguno de los futbolistas señalados consigue el trofeo. No queda mucho tiempo de espera.

Lopetegui dispone ahora de mucho tiempo para reflexionar, analizar con frialdad toda la situación, descubrir las traiciones y los desencuentros, aprender y elegir. Los de siempre seguirán a su lado y ese es el principal valor de una situación como la que se plantea: descubrir de verdad a las personas fieles.

You may also like

0 comments

Leave a Reply