El GBC juega muy bien al inicio y se atasca después en Valencia (77-62)

thumbnail_valencia-gbc

El GBC cayó en Valencia (77-62) en un partido en el que dominó de forma clara los primeros diez minutos, jugó un primoroso primer cuarto, pero que después se atascó de forma alarmante en ataque víctima de una defensa local que primero concedió mucho y que después fue todo un muro. Al Gipuzkoa Basket le faltó continuidad en el juego, mayor acierto en ataque a partir del segundo cuarto y, aunque su final no fue malo, la reacción llegó demasiado tarde, cuando el cuadro local ya le había remontado e, incluso, le superaba casi por 20 puntos.

El inicio del GBC fue sobresaliente. Su primer cuarto fue todo un canto a la buena defensa y, sobre todo, al ataque. Los donostiarras encontraron a un Dani Pérez impecable. Acabó con 17 créditos de valoración tras 10 puntos y 3 asistencias en lo que a las facetas más destacables de su estadística se refiere. Volvió loco a Van Rossom y repartió juego, además de imponer el ritmo que más convenía a su equipo. Fruto de esto y de la actitud colectiva a la hora de defender la propia canasta, los de Sergio Valdeolmillos dominaron el cuarto por 16-28. En el Valencia no funcionaba nada.

Sin puntería en sus tiros, fallón Dubljevic, nada productivo Abalde, sólo San Emeterio percutió con cierto éxito en estos primeros diez minutos, así como Will Thomas. Poco más hasta que Van Rossom sumara cinco puntos cerca de terminar el acto. Las defensas alternativas del GBC, a veces individual a veces zona, dieron resultado y sacaron del partido a los de Ponsarnau, a los que les faltaba mucha actitud defensiva, la misma que sí tenían los donostiarras.

Fue en el segundo cuarto cuando todo se equilibró. Varios factores influyeron en esta situación de partido. Por una parte, Ponsarnau vio claro que o metía guerreros en la cancha o el GBC le iba a ganar el duelo. Con Vives de base bajó la producción de los visitantes, con Labeyrie en el interior Sekulic y Burjanadze lo tuvieron más difícil, y cuando entró Jorge Gutiérrez en la cancha, su despliegue físico sigue dejando mucho que desear, el conjunto local recuperó gran parte del terreno perdido antes.

Así las cosas, el Valencia Basquet le endosó un parcial de (8-0) en apenas minuto y medio al GBC, que acumuló varias pérdidas seguidas. Doornekamp, Tobey y Labeyrie se encargaron de subir el acierto de los locales. A pesar de todo, el Gipuzkoa Basket ganaría el descanso con el marcador a su favor (34-37). El Valencia pagaba en el intermedio su mala puntería desde el triple con un porcentaje de acierto del 20% tras una serie de 3/15, mejor el GBC en esta faceta con un 31%.

Will Thomas, clave

En el tercer cuarto el Valencia demostró su calidad. Siguió apretando en defensa y provocando los fallos en ataque de un GBC que poco a poco perdía fuerza y que veía como el rival le iba comiendo el terreno. Will Thomas fue imparable para Bobrov y sobre todo para Burjanadze. Los dos pívots del GBC se metieron en cuatro faltas personales y el rebote pasó a ser propiedad del conjunto local, con un Dubljevic determinante en este apartado del juego. A los donostiarras les costaba mucho encontrar el aro del Valencia y de esta forma los taronja le empezaban a dar la vuelta al partido. En el minuto 26 se pusieron por delante por primera vez (43-42); después, entre Will Thomas, Van Rossom, Abalde y Tobey se aprovecharon de un GBC atascado. El parcial de este cuarto lo dice todo: 18-9. Gipuzkoa Basket volvía a quedarse en nueve, al igual que en el segundo parcial.

Peor fue el arranque del último cuarto, minutos en los que el GBC se pareció peligrosamente al de la jornada pasada en Madrid. Pérdidas de balón, malas situaciones de tiro, fallos en los pases y nula actividad defensiva. Así, los donostiarras vieron como el Valencia los sacaba de la cancha. El parcial de 15-2 en apenas cuatro minutos premiaba ahora la gran defensa del Valencia y el desacierto total de los de Valdeolmillos, incapaces de encontrar a algún referente en la pista.

A partir de este momento los de Ponsarnau jugaron a placer, rondando por momentos los 20 puntos de ventaja y machacando la canasta de los guipuzcoanos. Corbacho con cinco puntos, dos mates de Bobrov y un tiro libre de Burjanadze recortaron un poco la desventaja, pero el partido ya estaba finiquitado. Van Rossom con un triple y Matt Thomas con otra canasta de dos dejaba todo visto para sentencia. Otro triple de Corbacho ponía el 72-62 a falta de dos minutos, pero era algo así como el canto del cisne. El intercambio de canastas final, con el Valencia menos intenso por aquello de que sabía que iba a ganar, le vino bien al GBC para maquillar el marcador. Solo para eso. Lástima.

FICHA TÉCNICA
(77) Valencia Basket (16+18+18+25): Van Rossom (11), Abalde (2), San Emeterio (5), Will Thomas (17), Dubljevic (6) -cinco inicial- Sergi García (-), Labeyrie (10), Tobey (10), Vives (3), Matt Thomas (10) y Doornekamp (3).

(62) Delteco GBC (28+9+9+16): Dani Pérez (11), Nevels (7), Salvó (6), Burjanadze (10), Bobrov (6) -cinco inicial- Jorge Gutiérrez (2), Maiza (-), Van Lacke (3), Sekulic (6) y Corbacho (11).

Árbitros: Perea, Martínez Fernández y Baena. Eliminaron por faltas personas al local Doornekamp (m.36) y al visitante Gutiérrez (m.40).

Incidencias: Pabellón de la Fuente de San Luis, ante 6.693 espectadores.

También te puede interesar

0 comentarios