Fiesta en Vallecas por la victoria del Rayo ante el Éibar

Disgusto eibarrés en Vallecas, pocos días después del formidable triunfo ante el Real Madrid. El equipo de Mendilibar se suma a la corriente del presente curso en donde la igualdad domina todas las parcelas. Cualquier le puede ganar a cualquiera. En este caso, el equipo de Michel fue capaz de marcar un gol al inicio del segundo tiempo y defenderlo con uñas y dientes. A los rayistas les iba mucho en el envite porque llevaban once jornadas sin ganar.

Pudo ser más larga la espera para conseguir el primer triunfo en casa, pero Dimitrievski realizó paradas de mucho merito, sobre todo a un cabezazo de Jordán. El equipo azulgrana anunció de salida sus intenciones. Presionó al Rayo en su campo hasta asfixiarlo, impidiendo que se sintiera cómodo. A los puntos el Éibar ganaba en el descanso sin duda. Le faltaba el gol que lo corroborase.

Ya en el segundo tiempo las cosas seguían por el mismo derrotero, pero los goles determinan y el remate de Adrián Embarba a pase de Alex Moreno modificó el guión. Al Éibar el gol le sentó fatal, justo al revés que a su rival. Los madrileños se fueron arriba con el apoyo de una grada jubilosa que no paró de animar hasta que Undiano pitó el final del encuentro.

FICHA TÉCNICA

(1) RAYO VALLECANO: Dimitrievski; Velázquez, Amat, Gálvez, Alex Moreno; Comesaña; Embarba, Imbula (Gorka, m.55) (Pozo, m.72), Álvaro García; Trejo; y Raúl de Tomás (Tito, m.78).

(0) SD ëIBAR: Riesgo; Rubén Peña, Ramis, Oliveira, Cote; Escalante (De Blasis, m.86), Pape Diop, Jordán (Kike García, m.61); Orellana, Cucurella y Enrich (Charles, m.77).

Goles: 1-0: Embarba (52′).

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Amonestó a Raúl de Tomás, Imbula, Gorka Elustondo, Trejo, Alex Moreno, por el Rayo; a Diop, Jordán y Peña, por los armeros.

Incidencias: Estadio de Vallecas, ante 11.237 espectadores.

También te puede interesar

0 comentarios