Ruiz de Larrinaga, fin de trayecto

larrinaga podio buena

“Toca decir ‘agur’. Es el momento de dejarlo: a buen nivel y por voluntad propia”. Estas son palabras que corresponden a Javier Ruiz de Larrinaga, exciclista profesional que durante unas cuantas temporadas (desde 2006) hizo del ciclo cross su razón de ser deportiva. En una modalidad con menos recursos es feliz compitiendo y ganando muchas pruebas.

Javier Ruiz de Larrinaga (Ametzaga Zuia, Álava; 1979) acaba de ganar una carrera emblemática como la de Igorre, unida al campeonato de Euskadi en Beasain. Va a disputar dos pruebas más. Una en Ormaitzegi y la otra, los campeonatos de España (Pontevedra). Luego, si le convocan para los mundiales, pero eso depende del seleccionador, pondrá el colofón a muchos años de esfuerzo y sacrificio. Y ahí se acabará todo.

“Era el momento adecuado para afrontar este cambio. Dejo la competición en un punto de rendimiento todavía alto. Logrando podios y consiguiendo victorias que, si bien no han sido tan numerosas en los últimos años, si lo han sido de categoría. En cierta medida, esta temporada la concebíamos como un año de transición. Tengo claro que quiero seguir vinculado a este deporte, que me apasiona transmitir todo el conocimiento adquirido estos años a los jóvenes, y por ellos abrí el I Campus CX Larrinaga el pasado septiembre y aspiro a organizar los próximos este verano. También cambié mi calendario para estar para estar cerca de ellos y ahora que esa apuesta es firme, me marcho ilusionado con cómo está el ciclocross ahora mismo y con la idea de que otros puedan seguir mis pasos”, afirma el corredor alavés.

“He querido anunciarlo con el inicio de año, quedando todavía una carrera en Euskadi como Ormaiztegi -de tan feliz recuerdo para mí- y una cita tan importante como los Campeonatos de España, para que la gente tenga la oportunidad de verme aún correr si así lo quieren y no marcharme sin previo aviso. Después de esas dos carreras tengo decidido, y así lo elegí en verano siendo consciente de que la decisión para mí estaba tomada, correr las Copas del Mundo de Pontchâteau (Francia) y Hoogerheide (Países Bajos). Después, me gustaría correr el Mundial de Bogense (Dinamarca), aunque por mi posición soy consciente de que debo ganarme la plaza. Deseo estar y creo haber dado motivos todo este tiempo para merecerlo. Sería un modo bonito de poner fin a a estos maravillosos 13 años“, concluye Larrinaga.

Foto (c): Juan Mari Tolín (en la web de corredor)

Navegador de artículos

También te puede interesar

0 comentarios