El Bidasoa salva los muebles con tres goles al final

20190208_192659 - copia

Bidasoa jugó con fuego en el encuentro frente al At. Valladolid. Estuvo a punto de quemarse o de pinchar en hueso, porque en muy pocos momentos del partido pudo ofrecer su mejor versión. La culpa, por una parte, fue propia debido a la cantidad de errores que salpicaron el encuentro. La otra, gracias al trabajo defensivo de los pucelanos que consiguieron agobiar a los irundarras. Unas veces con la defensa 6-0 y otras con Nico López avanzado, lo cierto es que el Bidasoa no encontraba el camino.

Casi todo el primer tiempo tuvo que ir a remolque. Las mejores ventajas visitantes fueron de dos goles (5-7, 8-10) y sólo en una ocasión en todo este periodo los locales llevaron ventaja (11-10), pero los goles de Abel Serdio y Manu García devolvían al Bidasoa al campo de las dudas. Para evitar males mayores, los últimos cinco minutos le sirvieron a Rudy Seri para hacer tres lanzamientos formidables y dejar las cosas en el alero (12-13).

Si en defensa el trabajo podía calificarse correcto, en ataque faltaban las ideas que llevaran calma y acierto en los lanzamientos. Costaba entender cómo un equipo que brilló ante el Anaitasuna la pasada semana, se atascaba siete días después. Ese paisaje se prolongó prácticamente todo el segundo tiempo. Sucede que, cuando se está más cerca del final, aumentan el nerviosismo, las dudas y el descontrol. El tramo intermedio de este periodo fue horroroso. Cúmulo de errores en los dos equipos, a los que se sumaron los colegiados que, no sé si por compensar los errores pitaron, o dejaron de pitar, cosas evidentes. En medio de un guirigay formidable, la grada de Artaleku se sumó al coro y empujó a su equipo con todo el alma.

Llegados los últimos tres minutos (25-25) se prepararon los desfibriladores por si acaso. Se cortaba la tensión con un cuchillo. At. Valladolid falla en ataque o encuentra a Xoan Ledo que saca dos manos increíbles. En los contraataques aparece Kauldi Odriozola para acertar al contraataque en los dos balones decisivos. No era fácil el momento, como tampoco en la jugada precedente cuando Sergio de la Salud ajustó su lanzamiento desde los siete metros al poste derecho de la portería de Calle. Tres goles consecutivos, por ninguno del rival, salvaron los muebles, los puntos y la segunda plaza del campeonato. A estas horas de la película eso es lo prioritario. Los irundarras alcanzan veintitrés puntos, seis de ventaja sobre la séptima posición de la tabla.

FICHA TÉCNICA

(28) CD BIDASOA (12+16); Xoan Ledo (6 paradas); Zabala (1), Kauldi (5, 1p), Barthe (1), Rodrigo Salinas (5), Tesoriere, Rudy Seri (6) –equipo inicial- Rangel (3 paradas), Cavero (2), Aldaba, Esteban Salinas (4), Serrano, Leo Renaud (1), Sergio de la Salud (3,2p) y Jon Azkue.

(25) AT. VALLADOLID (13+12): Carlos Calle (9 paradas); Adrián Fdez (2), Río (6), Serdio (5, 1p), Miguel Camino (1), M. García (5), Victor Rguez. –equipo inicial- César (ps), Diego Camino (2), Nico López, Héctor Glez (1), Daniel Pérez (2), Álvaro (1), Roberto, Mouriño, Miguel Martínez.

ÁRBITROS: Peñaranda y Yagüe. Exclusiones de Tesoriere, Leo Renaud y Esteban Salinas, por los locales; Nico López, Roberto Pérez, por los visitantes.

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS.
1-2, 3-4, 5-6, 7-8, 9-10, 12-13 (descanso)
16-15, 19.-18, 20-20, 22-22, 23-23, 28-25

INCIDENCIAS. Polideportivo Artaleku, unos 1.700 espectadores.

También te puede interesar

0 comentarios