Jon Azkue debe pasar por quirófano y se despide de la temporada

La Copa del Rey ha pasado demasiada factura al Bidasoa. Además de la eliminación a manos del BM Cuenca, aquel partido deja secuelas trascendentes. El central Jon Azkue deberá pasar por quirófano al confirmarse la rotura del Labrum de su hombro izquierdo en una acción del juego que los árbitros canarios Raluy y Sabroso pasaron por alto de modo incomprensible. La lesión no le permitirá volver a las canchas hasta dentro de varios meses. Cuando más falta hace el oriotarra, Cuétara pierde a uno de los directores del juego.

Aquel partido también lo abandonó Rudy Seri, al que debieron ayudar dos compañeros para que pudiera salir de la cancha. Tras las pruebas realizadas se observa un esguince en su rodilla izquierda. La evolución de esta lesión y de las molestias que presenta en el pie izquierdo determinarán la situación del lateral izquierdo para las próximas semanas.

Por tanto, cuando está jugándose la temporada, el entrenador pierde dos baluartes en la primera línea. Sólo le quedan Sergio de la Salud, Rodrigo Salinas y Leo Renaud. Cabe la posibilidad de que Kauldi Odriozola alterne su habitual posición de extremo con el lateral derecho, pero será siempre con dos jugadores menos en la plantilla, además de la prolongada ausencia de Adrián Crowley.

Cabe pensar (es mi opinión) en la posibilidad de encontrar en el mercado un jugador que responda al perfil de las bajas y que pueda ayudar a una plantilla que a esta hora está al límite de sus posibilidades. Sería una pena no poder rematar la faena.

También te puede interesar

0 comentarios