Iker Serrano renueva con el Bidasoa y Azkue pasa por quirófano

Iker Serrano, pivote y capitán del C:D. Bidasoa, llega a un acuerdo con su club y renueva por dos temporadas. El jugador de Urretxu era uno de los que terminaba contrato al final de la presente temporada. Lo mismo que Iñaki Cavero, Tom Tesoriere, Adrián Crowley y Leo Renaud.

De hecho, la mayor parte de jugadores del plantel disponen de un contrato en vigor hasta 2020. En concreto, Xoan Ledo, Rangel Luán (porteros), Azkue, De la Salud, Kauldi Odriozola, Esteban y Rodrigo Salinas, Paco Barthe y Rudy Seri. Serrano prolonga hasta 2021, que es la misma fecha en la que termina el contrato del extremo Mikel Zabala.

Con el objetivo de apuntalar el equipo para el futuro, esta renovación (primera que afronta la directiva de Gurutz Aginagalde) marca tendencia con un jugador de casa, nacido en 1984, y que previsiblemente colgará las botas en el club irundarra al que llegó procedente del balonmano galo (2016). Con anterioridad defendió camisetas en Zarautz, Huesca, Almeria, Arrate, Puerto Sagunto, además de las francesas de Tremblay y Mulhouse. Comenzó en Bidasoa su largo recorrido en el que ha marcado más de 800 goles (Liga Asobal).

En declaraciones a la web del club afirma que «Estoy muy feliz.Siempre ha sido un objetivo poder retirarme aquí y la renovación me acerca un poco más a la meta que me marqué cuando volví”.

Cuando quedan pocas jornadas por delante y el equipo ocupa la segunda plaza de la general, asegura que: “Al principio de año nadie se esperaba estos resultados o estar en esta posición, pero una vez hemos llegado hasta aquí, lo queremos todo, terminar segundos, y espero que entre todos lo podamos conseguir».

JON AZKUE PASA POR QUIRÓFANO
Quien no podrá ayudar en la cancha a conseguir ese objetivo es el central Jon Azkue, operado este lunes en Pakea por parte del Dr. Javier de la Fuente que le ha intervenido con éxito de la rotura del Labrum en su hombro izquierdo.

La lesión se produjo en Alicante disputando el encuentro ante el Cuenca en cuartos de final de Copa. En principio deberá llevar el hombro en cabestrillo durante varias semanas, antes de poder iniciar los ejercicios de una recuperación que se estima en torno a unos tres meses.

You may also like

0 comments

Leave a Reply