El Bidasoa supera la presión y sigue segundo

Dos puntos más, un partido menos. Esa es la resultante de la victoria del Bidasoa sobre el Sinfín el día de Viernes Santo en el que Artaleku volvió a mostrarse talismán. El público apoyó cuando más lo necesitaba el equipo y luego disfrutó. El 32-27 puede resultar engañoso si no tenemos en cuenta que en el primer periodo los cántabros contaron con cuatro goles de ventaja (4-8, 5-9, 7-11).

Fue con este último tanteo cuando saltó al terreno de juego el meta Xoan Ledo. Su presencia en el parqué, el nivel de paradas y el paso al frente defensivo de sus compañeros cambió el panorama notablemente. Del 7-11 al 14-13, es decir un parcial de 7-2 que llevó el encuentro a donde el Bidasoa quería.

Le costó al cuadro de Cuétara, porque los visitantes explotaban sus habituales virtudes. Pases al pivote Herrero Lon, lanzamientos desde la zurda de Da Silva y la diestra de Alberto Plá, junto al central Vallés traían en jaque a la defensa local. Sucede que el BM Sinfín apenas mueve el banquillo y el ritmo endiablado que ponían sobre la cancha era imposible de mantener. Mientras en el equipo santanderino sólo cinco jugadores lograron dianas, en el Bidasoa fueron diez los que perforaron la meta de Samuel Ibáñez o Salvarrey, ya que los dos contaron con minutos, tanto en el primer tiempo como en el segundo.

Rodrigo Reñones, técnico visitante, buscaba en los suyos mantener las constantes vitales, pero el equipo acusó cansancio y dejó de ser tan efectivo en las dos áreas.También los árbitros internacionales, después de un primer tiempo incomprensible y desesperante, se complicaron bastante menos la vida. Bidasoa puso la directa y marcó distancia con su oponente. Llegó al tramo final con ventajas holgadas (22-18, 26-20, 30-24) y siguió rotando gente para no perder el nivel de rendimiento y evitar cargas excesivas, porque la temporada pesa.

La ausencia del lesionado Azkue obligó a Sergio de la Salud a disputar más minutos como central, aunque Paco Barthe también asumió esa función en algunos momentos del encuentro. Otra vez el juego coral estuvo por encima de las individualidades, aunque es destacable el papel de Xoan Ledo (paró incluso un penalti con 25-20) lo mismo que el porcentaje de acierto de Mikel Zabala, el flanco derecho de Rodrigo Salinas y Kauldi Odriozola, el eficaz segundo tiempo de Iker Serrano en el pivote, junto a los goles implacables de Rudy Seri y Sergio de la Salud. Paco Barthe y Tesoriere mantuvieron vivo el centro de la defensa como tantas veces. En suma, victoria, dos puntos más y un considerable colchón tras las derrotas del Ademar y Granollers. A esta hora al Bidasoa le faltan dos triunfos en cinco partidos para competir en Europa el próximo año. Primera oportunidad para sumar, este domingo en Huesca (12.00).

FICHA TÉCNICA

(32) Bidasoa-Irun (16 +16): Rangel (p), Zabala (6), Kauldi (3), Serrano (3), Barthe (2), Rodrigo Salinas (6), Tesoriere (1), –siete inicial-, Ledo (p.s.), Cavero, Aldaba, Esteban Salinas (1), De la Salud (5, 2 de pen.), Renaud (1) y Seri (4).

(37) Blendio Sinfín (15+12): Ibáñez (p), Plá (5), Postigo, Da Silva (6), Herrero Lon (5), Vallés (6, 1 de pen.), Iglesias –siete inicial-, Salvarrey (p.s.),Sergio Rubio, Valverde, Torriko, Lastra, Solá, Basualdo, Dimitrievski (5, 1 de pen.) y Diego Muñiz.

Marcador cada cinco minutos:
2-2, 3-5, 5-8, 9-11, 11-13, 16-15 (descanso);
20-17, 22-18, 25-20, 28-22, 29-23 y 32-27 (final).

Árbitros: García Serradilla y Marín Lorente. Excluyeron al local Cavero y a los visitantes Da Silva (2′) y Valverde.

Incidencias: Artaleku, otra excelente entrada con 1.557 espectadores. Muchos exjugadores en las gradas con motivo del 22º aniversario de la consecución de la Recopa de Europa.

También te puede interesar

0 comentarios