La decisión de Griezmann y sus derivas…

Antoine Griezmann ha comunicado al Atco. de Madrid que no continuará en la entidad rojiblanca la próxima temporada y que abonará los 120 millones de euros que costará su libertad en la fecha en la que se produce un cambio de 200 a la cifra indicada. Será el 1 de julio. Un año después de haber renunciado a otras ofertas y de apostar por la continuidad, entiende que ha llegado el momento de vivir otra experiencia, siguiendo un poco la dinámica que en su día adoptó cuando se marchó de la Real Sociedad.

Entonces,el club que preside Aperribay acordó una forma de traspaso cifrada en 45 millones. Se criticó la decisión, porque se pedía el pago íntegro de la clausula de rescisión. En el acuerdo se estipulaban otras cuestiones. Una de ellas se refiere al porcentaje que la entidad txurirudin percibiría en caso de que Griezmann saliera a otro club y que en la operación conllevase una cantidad económica. Como quiera que se recogía un 20%, la Real va a engrosar en sus arcas 24 millones de euros. Le van a venir muy bien para pagar las obras del estadio y no endeudarse.

Como quiera que, además se va ahorrar las fichas de los cedidos Theo y Sandro, más los posibles traspasos que puedan producirse, la Real va a oxigenar sus cuentas de modo inusitado e inesperado. Hace un año, cuando se creó el runrún de la salida de Antoine, la gente contaba con ese dinero. Finalmente, no sucedió nada. Ahora, sí. Hace poco,cuando visitó Anoeta con su equipo, recibió un homenaje de la Real (Foto: Noticias de Gipuzkoa). En este momento, con mayor motivo se merece otro y por supuesto aplausos de la afición, porque a partir de este momento, el jugador de Macon pasa a ser la mejor operación de la historia txuriurdin.

Griezmann no ha dicho cuál es el destino elegido, pero se ha despedido de la afición colchonera en un comunicado a través de la web del club.
Dice así:

«Hola a todos, después de hablar con ‘El Cholo’, luego con Miguel Ángel y con la gente de los despachos, quería enseguida hablar con vosotros. Con la afición que siempre me ha dado mucho cariño. Para deciros que he tomado la decisión de irme, para ver otras cosas y tomar otros desafíos.

La verdad es que me ha costado coger ese camino, pero es lo que siento, es lo que necesito. Quería agradeceros por todo el cariño que me habéis dado durante cinco años. Donde he ganado mis primeras copas, mis primeros trofeos importantes con un club y la verdad que han sido momentos increíbles que siempre recordaré.

La verdad es que os llevó en el corazón. Para un jugador no es fácil recibir tanto cariño y por eso quería que fueseis los primeros en saber que me voy tras el entrenador y el club. Gracias por estos cinco años. Lo he dejado todo en el campo. He intentado ser un chico bueno con las fotos que me pedías. He intentado dar muchas alegrías a los aficionados del Wanda Metropolitano o a los que vienen a los partidos fuera de casa. Y solo agradecimiento para todos vosotros. De corazón. Hasta luego».

También te puede interesar

0 comentarios