El Bidasoa culmina la faena en Logroño

La victoria del Bidasoa en Logroño (28-26) remata una temporada inolvidable de los jugadores de Jacobo Cuétara que se proclaman subcampeones de la liga Asobal con todo merecimiento. No hace falta esperar más para confirmarlo. El partido del próximo fin de semana ante el Liberbank Cuenca debe ser una fiesta de emociones. Detrás de este éxito hay muchas personas y convendrá no olvidarse de ninguna.

Reconocimiento del trabajo de los anteriores dirigentes que confeccionaron este equipo. Reconocimiento a los gestores actuales que han puesto todo lo necesario para que el equipo siguiera el camino con tranquilidad y confianza. Reconocimiento a los técnicos, con Jacobo Cuétara a la cabeza, porque han gestionado de maravilla las situaciones, positivas y adversas, del camino. Y reconocimiento a la emocionada afición que ha empujado al equipo en los momentos de máxima dificultad.

Párrafo aparte para los jugadores, para su estupenda relación, para el reparto de esfuerzos, para el compromiso de todos ellos. En una temporada con lesiones graves (Azkue y Crowley), junto a momentos en los que faltaron jugadores decisivos, el grupo fue solidario. Muchas veces debieron competir en sitios poco habituales para ellos. Ni una queja, ni un mal gesto. El equipo por encima de las individualidades.

La suma de tantas fortalezas se traduce en un éxito de muy lejanos precedentes. El Bidasoa vuelve a Europa la próxima temporada. Quizás no está preparado para ello, porque hace tres años estaba en una categoría inferior. Convendrá no equivocarse, ni perder el norte, ni caer en errores. Toca apuntalar el proyecto con sentido común y vivir la experiencia como un premio.

En el partido decisivo, el equipo volvió a ser fiel a sus constantes vitales. BM Logroño se jugaba lo mismo, preparó el partido a conciencia. Cambió su habitual defensa, con Ilic adelantado, cerró los espacios por dentro y por los exteriores. Su buen trabajo le llevó a disponer de notables ventajas. Por ejemplo,un 9-5 en la primera mitad y un 21-16 mucho más trascendente en la segunda. Bidasoa no se descompuso y siguió convencido de que su momento estaba por venir.

Xoan Ledo disfrutaba en los portería parando uno y mil balones. La defensa se fue ajustando poco a poco con el habitual rendimiento de Tesoriere que marcó su golito y se mostraba muy emocionado al final del encuentro. ¡Cada jugador lleva por dentro una historia que muchas veces desconocemos!. El ataque encontró en los lanzadores aquello que necesitaba. Ver a Paco Barthe tirarse como un jabato hacia la meta de Sergey era una maravilla. El brazo de Seri y Leo Renaud funcionaba en los momentos decisivos, al igual que la calma eficaz de quien dirige, Sergio de la Salud. Rodrigo Salinas contó con vigilancia especial, pero a él le correspondió el honor de marcar el último gol de la contienda. No fue un partido fácil para los pivotes, porque en los seis metros había guerra. Esteban Salinas y el capitán Iker Serrano aguantaban con estoicismo, lo mismo que los extremos Kauldi, Cavero, Zabala y Aldaba, a los que llegaban pocos balones francos. Con Rangel jugando su papel y Azkue y Crowley junto a sus compañeros, empujando en el fragor de la batalla, Bidasoa llevó la nave al mejor puerto.

Estábamos atentos al juego del BM Logroño, a las ganas de los guipuzcoanos Imanol Garciandía y Erik Balenziaga, que defendieron las opciones de los suyos con acierto. También Sergey Hernández cumplió con nota bajo palos. Los extremos Ilic y Javier Muñoz aportaron lo suyo, lo mismo que Moreira o Kukic. Tuvieron el éxito en la mano, pero les entraron las dudas en el peor momento. La fortaleza mental de los riojanos no fue determinante. Más bien, lo contrario.

Contado así, sólo cabe disfrutar de la victoria y del subcampeonato. Una temporada inolvidable en la que Artaleku volvió a vibrar, recuperó a muchos aficionados y espera con ilusión el próximo ejercicio. Ahora, es el turno de la directiva de Gurutz Aginagalde. ¡Hay tarea!.

FICHA TÉCNICA:

(26) BM LOGROÑO LA RIOJA: Sergey Hernández: Ilic (4), Javi Muñoz (5, 1p.), Moreira (3), Kukic (4), Juan del Arco (2), Imanol Garciandía (4) –equipo inicial- Romeo (ps), Sánchez Migallón, Erik Balenziaga (3), Fekete (1), Daniel García, Scott Junior, David Cadarso y Ramos.

(28) CD BIDASOA IRÚN: Xoan Ledo (1); Cavero (2), Zabala, Iker Serrano, Barthe (5), Tesoriere (1), Seri (4) –equipo inicial- Rangel (ps), Kauldi (4,1 p), Aldaba, Esteban Salinas (1), Sergio de la Salud (4), Leo Renaud (4), Rodrigo Salinas (2).

ÁRBITROS: Rodríguez Estévez y Rosendo López. Exclusiones: Sánchez Migallón, Javier Muñoz, Kukic, por los locales; Leo Renaud, Paco Barthe y Esteban Salinas, por los visitantes.

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS
3-2, 6-3, 10-7, 10-9, 12-11, 15-13 (descanso)
17-15, 21-16, 22-21, 23-24, 25-26, 26-28.

INCIDENCIAS: Fiesta grande para los muchos seguidores irundarras que se dieron cita en el Palacio de los Deportes de la Rioja, ante unos 2.500 espectadores.

You may also like

0 comments

Leave a Reply