La Clásica modifica el recorrido e incorpora una carrera femenina

Los organizadores de la Clásica de San Sebastián tratan de que la carrera se mantenga viva, no pueda ser controlada por los equipos favoritos y ofrezca espectáculo a los muchos seguidores que disfrutan con esta cita ciclista. Para ello le dan muchas vueltas al recorrido que en la edición de 2019 se modifica. La carrera se celebre el 3 de agosto.

Los corredores deberán afrontar numerosos puertos de montaña. Desaparece Arkale y Jaizkibel sólo se sube una vez, pero el último del día (Igeldo) en Murgil se afrontará en dos ocasiones. Así que los puertos puntuables siguen la siguiente cadena: Meagas (3ª), Iturburu (2ª), Alkiza (3ª), Jaizkibel (1ª), Erlaitz (1ª), Mendizorrotz (2ª) y Murgil Tontorra (2ª). El pelotón pasará en dos ocasiones por el Boulevard, la última será la meta después de recorrer 227 kms.

Justo cien menos cubrirán las corredoras en la carrera femenina que se anuncia por primera vez y que se disputará el mismo día. Saldrán por la mañana, no recorrerán Gipuzkoa como los chicos y la llegada está prevista sobre las 13.30 horas. Los puertos de montaña que afrontará el pelotón de féminas pasa por Jaizkibel (1ª), Arkale (2ª), Mendizorrotz (2ª) y Murgil Tontorra (2ª). Los chicos en principio, llegarán sobre las 17.30 horas. Ambas carrera repartirán el mismo número y cuantía de premios. Prácticamente se puede decir que entre ambas carreras sumarán unos 300 corredores.

Foto<. Noticias de Gipuzkoa.

También te puede interesar

0 comentarios