Las incógnitas del Real Unión (2019-2020)

El primer equipo del Real Unión inicia los entrenamientos de la temporada 2019-2020 rodeado de incógnitas y con dudas suficientes como para estar atentos a los movimientos que se produzcan en este mercado de verano.

El club no ha hecho oficial la lista de altas y bajas, aunque ha ido soltando noticias a cuentagotas. Es obvio que no seguirá el capitán Iosu Esnaola, motivo del desencuentro entre el entrenador Alberto Iturralde y el director deportivo Eneko Romo que, finalmente, se resolvió con la salida de éste de la entidad tras decisión del consejo de administración. A esta hora la secretaría técnica está oficialmente huérfana.

Conocida la marcha de Letamendía (Beasain) y Garro (Amorebieta), se sabe que Joseba Beitia no dispone de oferta de renovación y que su destino está en la India (Mohun Bagan Ac). Tampoco el club apuesta por Jon Ceberio, un jugador joven y con talento que cuenta con ofertas de Segunda «B», alguna del Grupo IV.

En el capítulo de fichajes, conocemos dos: Endika Galarza, un central procedente del Izarra y Gorka Larrucea, un centrocampista eficaz que llega desde Gernika.

Se supone que han renovado los hermanos Eizmendi. También que los guardametas serán Txusta y Sequeira, que en la zaga son seguros Estrada, Garrido, Azkoiti y Ekhi Senar. En el centro del campo se mantienen Yoel Sola y Etxaburu.

En la vanguardia, Capelete debería estar a disposición del técnico tras la grave lesión. Con contrato en vigor permanecen los dos delanteros goleadores, Orbegozo y Galán, así como Javi Martínez, jugador renovado recientemente.

Quedan en el aire dos incógnitas por resolver.Parece que ni Urkizu, ni Etxabeguren están por la labor de aceptar la propuesta de renovación. Su destino parece lejos de Gal. En el caso del primero porque se plantea dejar el fútbol.

Sumados todos, si las cuentas no fallan, Iturralde dispone a esta hora de 16 jugadores en el plantel, aunque los rumores en cuanto a posibles incorporaciones no han faltado. Se hablaba de dos jugadores de la cantera de la Real. Primero saltaron los nombres de Urko Kortajarena y Julen Lobete, pero no parece que hayan ido a más. Después se añadieron los de Iñaki Recio (centrocampista) y Aitor Aranzabe (extremo), jugadores adscritos a la Real Sociedad «C», que en la pasada temporada estuvieron a las órdenes de Sergio Francisco.

La salida del club de Iosu Esnaola y Etxabeguren, así como Beñat Garro, deja casi vacía la zaga de centrales. Es una de las posiciones a reforzar. El nombre del navarro Mikel Santamaría (Logroñés) es el que más suena. Terminó contrato el pasado 30 de junio. Es un jugador experto, zurdo, que puede cubrir tanto la posición de central como el lateral.

You may also like

0 comments

Leave a Reply