Anoeta, con nombre y apellido

la modernidad abre las puertas a todas las posibilidades. Los clubes de fútbol hace tiempo que dejaron de depender de las recaudaciones de abonados y taquillas para crear nuevas líneas de explotación. Más allá de los ingresos por televisión que siguen siendo prioritarios, aparecen otras opciones. Por ejemplo, el nombre de los campos de fútbol en los que compiten.

La Real, en plena remodelación de Anoeta, encuentra otra fuente de financiación a través del nombre de la instalación que a partir de ahora pasa a denominarse: ‘Reale Seguros Stadium’ tras el acuerdo alcanzado por todas las partes. El contrato cuenta con una duración de seis temporadas.

No es el primer encuentro entre ambas entidades. La marca Reale seguirá visible en la camiseta del equipo como sucede hasta ahora y además da el nombre al estadio, circunstancia que convierte a Reale Seguros en la primera aseguradora que adquiere los derechos de naming de un estadio de fútbol en España.

«El acuerdo además implica que Reale Seguros dispondrá de un espacio en el estadio, la Sala Reale Seguros, que estará a disposición de la ciudad de San Sebastián y de toda Gipuzkoa como un nuevo espacio en el que organizar exposiciones, conciertos o cualquier tipo de evento abierto al público», confirma la noticia de prensa

A partir de aquí se abre el debate sobre si los clubes deben «bautizar» sus instalaciones con denominaciones distintas a las que conoce el gran público, si merece la pena dar ese paso para ingresar más, o si se debe renunciar a las señas de identidad. El público decidirá que opción elegir entre el nuevo nombre o el tradicional.

You may also like

0 comments

Leave a Reply