Ración de pulpo

hace años no era muy de pulpo. Con el tiempo me gusta más. En el camino aprendí que cada rincón de la geografía se especializa en un determinado producto. Es obvio que si quieres un buen cordero debes darte una vuelta por Aranda de Duero, pero si prefieres productos de la mar, Galicia es el espejo en que debes mirarte.

Pescar un pulpo no es fácil; cocerlo, menos. Hay un protocolo que sólo las personas que se encargan de hacerlo lo conocen. Cada puchero es un secreto. He comido pulpo de muchas maneras. Con un fondo delicioso de puré de patata; con patatas cocidas, pimentón y un aceite formidable; a la parrilla, o plancha, sin más. En este viaje, he probado por primera vez una «cazuela de marisco» (así figura en carta) con pulpo, almejas y gambas pequeñas con su salsa, una especie de pil pil que estaba formidable. Sorpresa agradable en el Elite de A Coruña en la calle Zalaeta cerca del hotel Maria Pita. Imponente relación calidad -precio.

You may also like

0 comments

Leave a Reply