La carta de Sergio Rodríguez Reche, un ciclista que quiere seguir…

La desaparición del Murias Team del panorama ciclista conlleva que, entre otros, los corredores se queden sin equipo. Algunos ya han encontrado acomodo. Otros, no. Hasta que se hagan públicos los nombres de forma oficial habrá que esperar por respeto a los plazos.

Sin embargo, es obvio que hay chicos sin acomodo todavía. Basta con leer la carta de Sergio Rodríguez Reche (Pamplona, 1992) y entender que su deseo es seguir sobre la bicicleta y no oculta sus sentimientos. Los propaga para que sepamos cómo se escribe la historia. Éste es el texto que quiero compartir con vosotros:

¡Hola a todos!

Soy Sergio Rodríguez, corredor del Euskadi-Murias durante las últimas dos temporadas.

Como ya muchos sabréis, a final de 2019 el equipo echa la persiana. Una verdadera lástima para el ciclismo, para los aficionados y, por supuesto, para todos los que hemos sido parte de este precioso proyecto.

El adiós del Euskadi Murias, sumado a la desaparición de varios equipos esta temporada, deja a muchos ciclistas con la incertidumbre del futuro pese a conseguir victorias y estar en podios. Pero en el ciclismo no solo trabajan los que ganan. Para que los corredores que todos conocemos estén en la lucha por la gloria, detrás los gregarios trabajan. La mayoría de veces todavía sin cámaras, sin gloria. Una labor fundamental para que sus líderes consigan sus objetivos.

Esta tarea hace que el palmarés que el gregario presenta para buscar nuevo equipo no muestre el sacrificio que se ha hecho durante toda la temporada.

Muchos de los compañeros ya tienen equipo para la próxima temporada, pero algunos aún estamos en la pelea para encontrar un hueco, tras este triste adiós.

Para los que no me conozcáis, en 2017 fui Campeón de España Élite. Aquel año pude competir el Campeonato Nacional gracias a la Fundación Euskadi que me permitió despertar del mal sueño del Equipo Bolivia. Esta victoria me permitió pasar a profesionales, sueño que había perseguido desde pequeño. Una vez dado el salto de categoría, tenía claro que debía adoptar un rol dentro del ciclismo profesional. Siempre he sido un amante del trabajo en equipo, y mis cualidades físicas para este deporte me han llevado durante estos dos años a ser uno de los gregarios del Euskadi-Murias.

You may also like

0 comments

Leave a Reply