El Bidasoa celebra en Cocks su clasificación

¿Quién nos lo iba a decir?. En la última asamblea del C.D. Bidasoa se habló de Europa, del presupuesto de ingresos y gastos. Se hablaba sólo de la primera fase, la actual en la que compite. Pero nadie comentó la posibilidad de clasificarse para una ronda posterior.

La fuerza de este equipo es enorme y acaba de conseguir con todo merecimiento el pase a la siguiente fase. Será una eliminatoria. A la victoria formidable en Cocks, partido por todo lo alto de los de Cuétara, se unió la derrota por la mínima del Savehof en la cancha del Rabotnik. La conjunción de ambos partidos determina la clasificación matemática de los irundarras para la eliminatoria que se disputará en febrero.

El siguiente objetivo será quedar primero. De nuevo, otra final, en Artaleku. Llega el Sporting de Lisboa, el sábado a las 16.00, y un triunfo supondría quedar primeros de grupo y evitar el cruce con el Dínamo de Bucarest. La empresa no será fácil porque los portugueses aspiran a lo mismo.

Desde el principio se comprobó que el equipo saltaba concentrado y dispuesto a no conceder nada al oponente. Pronto esa actitud se tradujo en ventajas (0-3, 4-7, 7-10) para llegar al descanso con tres tantos por delante (9-12).

Quedaba un tiempo y lo aprovechó el equipo para demostrar la superioridad en las dos áreas. Los habituales en defensa, junto a Xoan Ledo que volvió a demostrar su condición de gran portero. Tesoriere, Da Silva, Leo, Paco Barthe o Seri montaron un bloque impenetrable. Hasta tal punto que el brillante pivote Lukyanchuk no marcó un solo tanto, cuando en los dos últimos partidos sumaba diez goles. Y el temible extremo Tamminem, con sus desdoblamientos a doble pivote se quedó en tres dianas en juego posicional, porque sus otros dos goles fueron desde los siete metros.

La ausencia de Rodrigo Salinas supuso un esfuerzo a todos sus compañeros en ataque. Kauldi Odriozola y Leo Renaud asumieron la responsabilidad ofensiva, tanto en lanzamiento exterior, como en contraataques o pases al pivote. La máquina estaba engrasada y Sergio de la Salud, Iker Serrano y Orbovic aparecían para completar el nivel de éxito junto a Cavero, Crowley o Zabala, a los que no les llegaron muchos balones.

Dejo en un punto y aparte a Esteban Salinas al que molieron los defensores fineses. Los árbitros permitieron casi todo pese a las cinco exclusiones. No aplicaron la ley de la ventaja y asaron a los visitantes pitando discutibles faltas de ataque. Los colegiados rumanos, bastante caseros en algunas fases del partido, protagonizan el peor arbitraje al Bidasoa desde que comenzó la competición.Y lo digo después de un triunfo legítimo que no admite la menor duda.

FICHA TÉCNICA
(18) COCKS (9+9): (Markelan); Mernic, Kreicbergs (2), Tamminem (5, 2p), Lukyanchuk (1), Ronnberg, V. Nenita (3), Puljlzovic, Syrjala, Eugeny Semenov, Zupanjac, Yury Semenov (3), Alek Gugleta (3).

(28) CD BIDASOA IRÚN 12+16): Xoan Ledo; Crowley (1), Cavero (3), Esteban Salinas (1), Sergio de la Salud (3), Leo Renaud (7), Orbovic (2) –equipo inicial- Rangel (ps), Zabala (1), Kauldi Odriozola (7, 1p), Iker Serrano (3), Barthe, Tesoriere, Matheus, Seri y Azkue.

ÁRBITROS: Manea e Iliescu (Rumanía). Exclusiones de los locales E. Semenov, Mernic, Puljlzovic, Y.Semenov, Lukyanchuk y del visitante Rudy Seri.

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS
0-2, 1-4, 3-6, 5-7, 5-9, 9-12 (descanso)
12-15, 13-17, 15-21, 16-26, 16-27, 18-28

INCIDENCIAS: Cocks Arena Riihimaki, ante unos 600 espectadores. Los seguidores bidasotarras presentes en el partido celebraron con su equipo la clasificación para la siguiente ronda de Champìons.

You may also like

0 comments

Leave a Reply