Si los astros se alinean…¡Iñaki Artola!

He visto repetido el partido de Iñaki Artola y Ander Imaz contra Ezkurdia y Martija. Los azules contra los colorados. El día después de Santo Tomás que es cuando se celebran en Arrasate-Mondragón los «Santamasak». Ambiente de feria, fiesta, txistorra y ganas de ver pelota en el Uarkape, ese frontón que se ubica diferente en un edificio con pisos. Las empresas disponen siempre buenos carteles para esa jornada.

Aunque el campeonato de mano por parejas acaba de comenzar, como quien dice balbucea, se empiezan a ver síntomas de futuro. Lo de Jaka-Zabaleta es notable, al igual que Irribarria-Rezusta quienes después de un comienzo titubeante parecen enderezar el barco. Para seguir con el protagonismo de los delanteros, añadamos a Iñaki Artola y dispondremos de un trío de valor, muy bien secundados por sus zagueros.

Ezkurdia estaba imponiendo su ley de reciente campeón en el cuatro y medio. Martija aguanta el tirón y el partido parece claro para ellos. Incluso, la voz de los corredores canta momios muy favorables a su color. Estamos en 16-9 y 18-10 a su favor. Ezkurdia domina y Martija cuaja. Nada hace pensar en otro paisaje.

Algo despierta la varita mágica del delantero de Alegi y éste responde como un volcán en erupción. Va a todas y con todo. Quizás Ander Imaz se sorprende y refuerza la nueva tesis de su compañero. El tanteo y la diferencia se van reduciendo. Crece la expectación. La grada aumenta el grado de los decibelios y allí puede pasar cualquier cosa, incluso un revolcón. Dicho y hecho, 19-16 tras un parcial de 3-7 y 20-20 en pleno fragor de la batalla.

Sucede en deporte muchas veces que el que viene desde abajo, recortando distancia, termina por imponerse. Esta vez tampoco fue la excepción. Dos tantos seguidos, resueltos desde la imaginación y la valentía de Artola dejaron boquiabiertos a sus rivales y probablemente al siempre esforzado Ander Imaz. El oiartzuarra, al comprobar el remate del tanto «22» que les daba el triunfo, pegó un salto que ni la Comaneci en sus mejores tiempos.

Las empresas están apostando por pelotaris jóvenes. En la medida que afloran la confianza y la madurez, los jugadores revolucionan el juego en el frontis. Llega un momento en el que es difícil hacer pronósticos. Artola se ha pasado un par de años aquejado por las lesiones. Incluso en el pasado reciente hubo un campeonato en el que la empresa le dejó fuera.

Un día, en una entrevista larga, cantó un bertso en directo, cuando hablábamos de filosofía y pensamiento. Hoy, viéndole la cara, no hay ni que preguntar. Él y Ander Imaz ganaron un partido durísimo y muy igualado, con más de seiscientos pelotazos a buena, durante más de una hora, y con la gente entregada. ¡Así da gusto!.

Atentos al día de Año Nuevo, porque la enjundia del partido que deben jugar en el Astelena tiene miga. El rival y amigo, Jokin Altuna, junto a Ladis Galarza, poniéndoles a prueba.

You may also like

0 comments

Leave a Reply