Un triple de Dee le da el triunfo al GBC en la cancha del Canoe (81-82)

Una nueva remontada le dio el triunfo al Gipuzkoa Basket en la cancha del Canoe. Esta vez fue por los pelos porque el triple de Johnny Dee a tres segundos para que acabara el partido y que puso el resultado final en el marcador (81-82) fue la única ventaja visitante de todo el encuentro. Nunca una remontada había limado tanto con el tiempo final. Le volvió a salir cara el conjunto guipuzcoano que estuvo a punto de caer en la cancha del penúltimo clasificado en un partido en el que, incluso, fue perdiendo por hasta 15 puntos.

Desde el inicio del choque fueron los madrileños los que llevaron la iniciativa. Primero con el base Alberto Martín poniendo ritmo al juego y puntos en su haber, los locales se distanciaron muy pronto. Al 9-2 de salida se le unió un 28-20 en el final del primer cuarto que premió el ataque casi infalible del Canoe, donde también surgió la figura del pívot Schaftenaar para, junto al mencionado Martín, desarbolar a un GBC que no encontraba la forma de defender a su adversario. Así las cosas, solo Rozitis vio aro con cierta frecuencia, hizo seis puntos, en un equipo en el que no aparecía la fluidez en el juego de otros encuentros. Cuatro puntos de Dee y tres de Motos y Murphy, más dos de Sollazzo y Uriz dejaban en 20 a los de Nicola.

La cuestión era cómo parar a un Canoe que se está jugando la permanencia y que ha incorporado en las últimas semanas jugadores para fortalecer una plantilla hasta la fecha insuficiente. El segundo cuarto comenzó mejor para el GBC. Una canasta de Uriz y un triple de Oroz acercaron al Delteco hasta un 28-25. El técnico local pidió tiempo muerto y su equipo reaccionó. De la mano del pívot Schaftenaar, con cuatro puntos seguidos más otros cuatro de Ander Martínez, otra vez el Canoe amenazaba con irse en el marcador. Llegó hasta un 36-25. En ese momento Nicola paró el partido y su equipo le endosó al rival un parcial de 2-9 con canastas de Mutic, Dee y Sollazzo.

Sin embargo, cuando parecía que los visitantes volvían al encuentro para quedarse, otro parcial a favor del Canoe, más intenso y regular en ese tramo final del segundo acto, le llevó a un 50-36 al descanso sorprendente. No es normal que el GBC encaje 50 puntos en un tiempo. Era cuestión de mejorar una faceta que normalmente suele ser muy fiable en los guipuzcoanos, la defensa.

Tras el intermedio, el Canoe siguió a lo suyo. Con Martín como jefe de operaciones y Schaftenaar haciendo daño con su versatilidad, el GBC no lograba recortar demasiado la desventaja. Fue de 15 puntos (55-40) en el inicio de este tercer cuarto para estabilizarse más o menos en los diez tras dos buenas canastas de Sollazzo y dos tiros libres de Oroz. A pesar de esto, los madrileños estuvieron acertados en el tiro exterior en el final de este acto y dos triples de Holmes y Lobo les dispararon otra vez en el marcador hasta los 14 puntos de renta (68-54).

Pintaba mal para el GBC, pero este equipo ya ha demostrado que en su irregularidad dentro de un mismo partido es capaz de darle la vuelta a cualquier situación negativa.

Los donostiarras dejaron toda su artillería para el final. Apareció la mejor versión de Davis Rozitis, decisivo a la hora de remontar, engrasó la muñeca Dee, apagado hasta este momento, y acompañó Sollazzo. Junto a ellos un descomunal Oroz, que jugó 35 minutos y capturó once rebotes. Poco a poco el Gipuzkoa Basket le metió el miedo a su rival, que vio como un 0-10 de parcial en los primeros minutos igualaba casi el encuentro (68-64). Al equipo local le costaba ahora anotar mucho más que antes. El GBC se puso las pilas en defensa y ya se sabe que cuando aprieta atrás juega mejor adelante. Un triple de Jawara y dos puntos de Rozitis hicieron el 71-69 y apenas un minuto después se llegó al 73-73.

En algo más de medio cuarto el GBC le había metido a su rival un 5-19 de parcial. Faltaban cuatro minutos y la remontada estaba cerca. Todavía el Canoe pelearía a muerte el partido, incluso a un minuto del final se puso cuatro arriba (81-77) tras triple de Martín. Ya en los últimos segundos anotaría Sollazzo dos tiros libres, fallaría después el Canoe y Dee, a tres segundos del final, clavaría un triple de los suyos. Es la importancia de contar con un jugador de estas características. Es la clave para explicar una victoria casi imposible. El 81-82 final fue la única vez que se puso por delante el GBC. Casi no llega a tiempo para remontar, pero el 13-28 de parcial en este cuarto fue demoledor.

FICHA TÉCNICA

(81) ZTE REAL CANOE (28+22+18+13):Martín (15), Lundqvist (7), Schaftenaar (20), Eleraky (3), Kullamae (4) -quinteto inicial- Corvalan (4), Lobo (10), Gil (4), Martínez de la Orden (7) y Holmes (7).

(82) DELTECO GBC (20+16+18+28): Dee (14), Murphy (7), Xabi Oroz (7), Rozitis (21), Sollazzo (14) -quinteto inicial- Mutic (4), Jawara (6), Mikel Motos (5), Mikel Uriz (4) y Julen Olaizola.

ÁRBITROS: Munar, Espiau y Báez. Sin eliminados.

Davi Rozitis fue elegido MVP del encuentro.
Foto: Real Canoe.

You may also like

0 comments

Leave a Reply