Un parcial de 11-2 en los últimos cinco minutos tumba al GBC en Palma (71-62)

A la quinta llegó la derrota del Delteco Gipuzkoa Basket. Fue en la cancha del Palma por 71-62, un conjunto balear que se confirma como la bestia negra de los guipuzcoanos al haberles ganado los dos encuentros. Esta vez el GBC no pudo ganar un partido ante un rival que venía exigido por una racha de cuatro derrotas y que fue superior en el rebote, faceta que le otorgó bastantes más tiros que a los donostiarras. Encontró también mejores soluciones en el tramo final del choque, ya que el 11-2 de parcial en los últimos cinco minutos tras el 60-60 fue definitivo. A la hora de la verdad defendió mejor y tomó mejores decisiones en ataque. Tras esta jornada y con los resultados que se han dado, Valladolid y GBC siguen compartiendo el liderato de la LEB Oro con 18 victorias, mientas que el Coruña, que también perdió, continúa tercero a dos partidos.

El primer tiempo se caracterizó por una superioridad de las defensas sobre los ataques. Ninguno de los dos equipos estuvo fiable a la hora de encarar el aro rival, sobre todo en los tiros lejanos en los que los porcentajes no fueron nada buenos. Al descanso el Palma firmaba un 38% en tiros de campo con un 15% en triples, mientras que el GBC llegaba al 42% en tiros de campo por un 31% en triples. La diferencia estaba en el interior donde los locales eran mejores, capturaban muchos más rebotes -26 a 14 tras estos dos primeros cuartos, diez de ellos ofensivos- para disponer de más opciones de tiro.

A un primer cuarto equilibrado, con el mejor anotador del Palma, Johan Lofberg, como mejor argumento ofensivo bien acompañado al inicio por el pívot estadounidense Stainbrook, le respondió el Gipuzkoa Basket con un inspirado en esos primeros diez minutos Alex Murphy y un par de triples de Dee y Sollazzo. El conjunto balear jugaba a rachas, también el GBC. En una de estas el 20-14 tras un triple de Biviá y una canasta de Tomas, supuso la mayor ventaja local. Después, llegaría una bomba de Sollazzo sobre la bocina para dejar este acto en 20-17.

En el segundo cuarto el Gipuzkoa Basket defendió más. Fruto de ello y tras una canasta de Lindqvist llegó después la mejor racha de los visitantes con un 0-9 de parcial. Cinco puntos de Olaizola, triple incluido, más canastas de Uriz y Jawara obligaron al técnico local Félix Alonso a parar el partido. Le sentó bien a su equipo el tiempo muerto porque después el parcial fue muy favorable a los baleares.

Mucho tuvo que ver la entrada del pívot Chema González, duro en defensa y referente bajo el aro rival, así como las asistencias de Carles Biviá. Además, Lofberg seguía sacando buenos tiros para lograr un parcial de 12-3. Del 22-26 se pasó a un 34-29 peligroso. Una canasta de Rozitis apretaba el marcador al descanso (34-31). Como se esperaba, un duelo jugado de poder a poder, con alternativas y con defensas mejores que los ataques.

La salida de los vestuarios propició un Palma más aguerrido y un GBC a medio gas. Entre Lofberg y Alex Hernández, este con cinco puntos seguidos, dispararon en el marcador a los suyos. El 7-0 de parcial volvía a amenazar al GBC. Con 41-31 Nicola paró el partido. Todavía el Palma lograría su mejor ventaja hasta el momento con el 43-32 tras otra canasta del alero Lofberg. Después, llegó la reacción habitual del Gipuzkoa Basket, casi siempre a base de triples. Primero Murphy, luego Dee para volver al choque (43-38). El entrenador local solicitó tiempo muerto y le dio resultado. El Palma frenó al GBC y retomó el dominio del juego. Un 6-0 de parcial en el tramo final de este periodo dejó el resultado en 53-46.

Cuando parecía que los mallorquines podrían irse hacia arriba, fue el GBC el que resurgió con un juego acertado y una defensa más aguerrida en el inicio del último acto. Aprovechó que Félix Alonso había dejado en el banco a Alex Hernández, Biviá y Chema González para percutir con acierto sobre la canasta balear. Tanto es así que logró un 2-11 de parcial y se puso por delante (55-57). Julen Olaizola protagonizó varias acciones ofensivas de mérito, así como un triple de Motos, puntos que hacían pensar que el GBC podía ir a por el partido con todas las de la ley.

Sin embargo, el técnico del Palma devolvió a la cancha a sus mejores jugadores y el base Alex Hernández jugó sus mejores minutos. Anotó y asistió a Chema González, que fue determinante bajo los aros. Rozitis nunca pudo con él. En el minuto 35 el marcador señalaba un 60-62. Ahí se quedó el Gipuzkoa Basket. No volvió a anotar en esos cinco últimos minutos, incluso se le señaló una falta técnica al banquillo. Sí lo hizo el Palma que entre las buenas acciones de Hernández y Biviá, así como el juego rocoso y los rebotes ofensivos de González, se llevó el partido. Los últimos once puntos fueron suyos.

FICHA TÉCNICA

(71) THE TRAVEL BRAND MALLORCA (20+14+19+18): Bropler, Lofberg (13), Barac (4), Hernández (13), Stainbrook (6) -quinteto inicial- Bivia (6), Lindqvist (9), Tomas (4), González (12), Quintela (2), Olumuyiwa (2).

(62), DELTECO GIPUZKOA BASKET ( 17+14+15+16): Dee (18), Murphy 12), Oroz (2), Rozitis (5), Sollazzo (3) -quinteto inicial- Mutic, Jawara (2), Motos (4), Uriz (6), Olaizola (10).

Árbitros: Zafra, Lázaro y Aranzana. Sin eliminados.

(Foto: Diario de Mallorca)

You may also like

0 comments

Leave a Reply