Irizar y Bidasoa firman un acuerdo de valor

El trabajo de captación de recursos del C.D. Bidasoa no para salvo por las circunstancias en las que nos encontramos todos sumidos. La última actividad colectiva del equipo, antes del obligado parón, fue la puesta en escena del acuerdo con una de las empresas más grandes del territorio: Irizar.La cooperativa que en Ormaiztegi se dedica a fabricar autobuses y que destina a todas las partes del mundo.

Irizar Group estuvo representado entre otras personas por Gorka Herranz, director financiero de Irizar, y Unai Arnaz, miembro del Consejo Social, mientras que por parte del Bidasoa acudieron el presidente Gurutz Aginagalde, cuerpo técnico y plantilla de jugadores, así como los medios de comunicación que aceptaron la invitación a la visita de la planta de Ormaiztegi.

Herranz destacó que «Es un placer patrocinar al Bidasoa Irun, porque tal y como entendemos estas iniciativas, son una forma de estar en aquellos proyectos que entendemos son de futuro. Todos recordamos esa época gloriosa del Bidasoa y deseamos que podamos volver a vivir éxitos similares». A través de un vídeo explicó la razón de ser de la entidad, el despliegue por el mundo, la capacidad de fabricación (seis autobuses al día), las personas que dan sentido al proyecto, los mercados, la competencia, etc.

Gurutz Aginagalde, por su parte, valoraba el acuerdo: «Es un gran orgullo poder contar con Irizar por dos razones. La primera, por lo que supone recibir la ayuda de una de las principales empresas de Gipuzkoa; y la segunda, vinculada con la anterior y más importante, porque ha creído y reconocido el proyecto que le presentamos en una temporada tan importante como esta».

«El Bidasoa es un club muy arraigado en Irun y en la comarca, como demuestran sin ir más lejos las celebraciones de la mano del Ayuntamiento del 25° aniversario de la consecución de la Copa de Europa de Elgorriaga Bidasoa, la primera que logró un equipo vasco, pero la proyección del club va mucho más allá, va a Gipuzkoa y a Euskadi», explicó Aginagalde, que subrayó la importancia de «recuperar también empresas del territorio y de Euskadi a este proyecto».

Todos los asistentes visitaron la fábrica, recibiendo las explicaciones pertinentes y las curiosidades del trabajo diario. Para finalizar, la empresa recibió una camiseta y un balón firmado antes de hacerse la foto de familia. En la despedida, cada visitante, recibió un regalo de irizar.

You may also like

0 comments

Leave a Reply