La presión de atletas y federaciones aprieta al COI

Cada vez parece más cercana la decisión del COI respecto al aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Pese a que en un principio, el Comité Olímpico Internacional mantenía la fecha prevista entre el 24 de julio y el 9 de agosto para su celebración, va a tener que claudicar.

Ha bastado que atletas norteamericanos y las federaciones de atletismo y natación hayan anunciado su ausencia, si no se cambia de fechas, para que el COI se haya puesto manos a la obra. estados Unidos y China son los países con mayor representación. Canadá por su parte ya ha dicho, directamente, que ningún deportista canadiense acudiría a competir en esas fechas, porque entienden que la salud es lo primordial.

Pocas voces en las últimas fechas se han mostrado favorables a aplazamiento. Antes bien, deportistas y comités nacionales apostaban por otras alternativas.

No es una decisión fácil, entre otras cosas porque Japón se ha gastado 32.000 millones de euros en la organización y algo tendrá que decir. Luego vienen los contratos publicitarios, los contratos televisivos, los seguros, etc. El COI se da cuatro semanas para redactar un texto explicativo y adoptar una decisión definitiva. Todos dan por hecho el aplazamiento.

Ahora se trata de decidir lo más idóneo. ¿Finales de este año?, ¿Verano de 2021 o verano de 2022?. Se trata en todos los casos de cuadrar calendarios, evitar coincidencias con mundiales, europeos y otras competiciones de gran incidencia social. La opinión de Tokio será decisiva al respecto, porque son los primeros perjudicados. Sus mascotas, Miraitowa y Someity, deberán esperar

You may also like

0 comments

Leave a Reply