Julen Egiguren: “No suelo mirar mucho hacia atrás”

Cumplirá en junio 20 años y ya es pelotari profesional. Se ganó a pulso el debut triunfal en el Astelena con José Javier Zabaleta cubriéndole la espalda. En frente, Zabala-Martija y en el marcador final un 13-22 que no olvidará nunca, aunque reconoce que mira poco para atrás. La pandemia le ha pillado por sorpresa, como a la mayoría, y trata de adaptarse a una nueva realidad. Ignora cuándo, cómo y dónde volverá a sentir el ruido de la pelota golpeando el frontis.

trata de adaptarse a la nueva realidad. Alguno de sus compañeros admite que «es un chaval muy majo, inteligente y trabajador y con la cabeza muy en su sitio». Se esmera en encontrar la pared más dura del edificio para pelotear sin que los tabiques se caigan y sus manos se deterioren.

Descubrir proyectos de futuro en deportistas como Julen seguro que merece la pena.

De repente, un frenazo que nos cambia la vida y que nos afecta de manera absoluta…

-Todo ha pasado muy deprisa y no nos lo esperábamos para nada, ahora toca estar en casa para que volvamos lo más rápido posible a la normalidad.

Los deportistas estáis acostumbrados a unas rutinas que ahora cambian. ¿Cómo llevas el día a día encerrado en casa?. ¿Cómo ocupas la jornada?

-El día se hace muy largo pero intento mantener una rutina y salir de ella. Por la mañana suelo tener clases online o trabajos que hacer de la escuela y por la tarde hago ejercicio. No me gusta estar todo el día tumbado en el sofá y hago los ejercicios que me manda mi entrenador físico.

¿Se puede perder la forma, aunque haya un trabajo individualizado específico?.

-No lo sé. El tiempo lo dirá. Decidí empezar en EFIK. Ahora, mis preparadores físicos son Josu Larrañaga y Julen Ansoalde. Estoy muy a gusto con ellos y con ganas de progresar. En esta situación de cuarentena siguen preocupándose por mi condición física y me envían entrenamientos para hacer en casa.

¿Los estudios son parte importante de su formación?

-Sí. Estudio Ingeniería Electrónica y Automática. Estoy a medias entre primero y segundo. Siempre he tenido claro lo de estudiar porque la pelota se terminará algún día y vivir de ello es muy difícil.

Recuerdas en algún momento todo lo que te ha sucedido desde el debut hasta el día de hoy?. ¿Miras hacia atrás?

-No suelo mirar mucho hacia atrás. Me gusta centrarme en el presente y disfrutar cada día.

Un pelotari de dinastía lleva en los genes la pasión por el frontón. ¿Qué valoras del aitona y de tu aita y qué tratan de inculcarte?.

-Desde pequeño me han llevado a los frontones y gracias e ellos me gusta tanto este deporte. Siempre me han ayudado y siguen haciéndolo. Tengo mucho que agradecerle al aita por involucrarse tanto en algo que me gusta y aconsejarme en todo momento.

¿Un pelotari nace o se hace?¿O las dos cosas a la vez?¿

-Buena pregunta… yo creo que pelotari se nace pero también se hace. Al final con horas y horas de trabajo se puede lograr todo y como no, también ser pelotari.

¿Qué te preocupa en este momento, en lo personal o en lo colectivo?

-En lo colectivo me preocupa la familia, los amigos, los compañeros… Al final es una enfermedad que puede afectar a todos.. En lo personal me preocupo primero por mi salud pero después de las manos y de la condición física.

¿Lo que más te preocupa ahora es que las manos se ablanden o perder la condición física, la forma?

-Me preocupan más las manos porque al no poder ir al frontón se pueden ablandar. Suelo pelotear en casa todos los días para hacer manos y para que se ablanden lo menos posible. En cuanto a la condición física creo que se puede mantener. Haciendo ejercicios todos los días podemos permanecer en lo que estábamos antes. En esta situación mejorar me parece imposible pero si logramos no perder la condición de antes ya me parece un logro.

¿Mantienes contacto con sus compañeros?. ¿Qué comentan?

-Todos comentan lo mismo, que les preocupan las manos, que intentan hacer todo el ejercicio posible, que intentar llevar una rutina…

-A la vista del tiempo de confinamiento y suspensión de actividades para varias semanas ¿Los campeonatos van a sufrir un duro golpe? ¿Pensabas en ellos?

-En el campeonato de parejas de promoción no nos clasificamos a semifinales y empecé a entrenar poco a poco para el mano a mano. Pero ahora con este parón no me imagino cómo va a ser la vuelta.

¿Has aprendido algo de esta situación?. ¿Te enseña a valorar cosas que hasta ahora pasaban desapercibidas?.

-En esta situación he aprendido a valorar el día a día, Te das cuenta una vez que estás encerrado en casa. Llevar una semana normal con entrenamientos y algún partido es una suerte viéndolo desde esta perspectiva.

Julen Egiguren espera, sin desesperar, la vuelta a la actividad. Comparte tareas con sus padres y sus dos hermanos. Dice con la boca pequeña que intenta ayudar en las labores de casa, que hace la cama todos los días, pero está seguro que “a todos les gustaría que ayudara más”.

Le pedí alguna fotografía de su colección y he elegido ésta entre las que me pasó. Quizás el rictus de seriedad ayude a conocerle mejor.

You may also like

0 comments

Leave a Reply